domingo, 29 de noviembre de 2009

Luis Cernuda, deseo y realidad



V
Quiero, con afán soñoliento,
gozar de la muerte más leve
entre bosques y mares de escarcha,
hecho aire que pasa y no sabe.

Queiro la muerte entre mis manos,
fruto tan cenicientoy rápido,
igual al cuerno frágil
de la luz cuando nace en el invierno.

Quiero beber al fin su lejana amargura;
quiero escuchar su sueño con rumor de arpa
mientras siento las venas que se enfrían,
porque la frialdad tan sólo me consuela.

Voy a morir de un deseo,
si un deseo sútil vale la muerte;
a vivir sin mí mismo de un deseo,
sin despertar, sin acordarme,
allá en la luna perdido entre su frío.

XIII
Se goza en sueño encantado,
Tras espacio infranqueable,
su belleza irreparable
El Narciso enamorado.
Ya diamante azogado
O agua helada, allá desata
Humanas rosas, dilata
Tatno inmóvil paroxismo.
Mas queda sólo en su abismo
Fugaz memoria de plata

XIV

Ingrávido presente.
Las ramas abren trémulas.
Cándidamente escapan
Estas horas sin fuerza.

En la playa remota
El mar no visto canta;
Sobre su verde espuma
Huye el aire en volandas.

Va sus vírgenes fuerzas
Deponiendo la tarde.
La esperanza se duerme
Entre el verdor unánime.

Olvidarán más días
Su abánico de humo
Y un ángel lo abrirá
Una noche ya mustio.

Una noche que finja
lo distante inmediato.
Y bajará la luna
a posarse ¿en qué mano?

XIX


La desierta belleza sin oriente
A la prision nocturna ciñe un cielo;
de su seno mortal levanta el suelo
el puro hastío que la llama siente

Un ídolo corona negra frente
sobre voraz sonrisa. ¿cuál anhelo
al ébano del vientre tendió el vuelo
Y en su nido se duerme blandamente?

Soledad sin amor ni claro día,
la indolencia del ánimo se adueña,
postrada y fiel huye la edad mudable.

Hurta el primer placer su melodía,
y el tiempo mira un cuerpo que se sueña
en el cristal, fingido irreparable.

viernes, 20 de noviembre de 2009

El primer beso


Ausente con tus ficciones de endebles romances,
Aquellos harapos de falsedad tejidos por la locura;
Dadme el espíritu fugaz con su débil resplandor,
O el arrebato que habita en el primer beso de Amor.

Si, poetas, vuestros pechos con fantasías brillarán,
Aquella pasión en la arboleda danzará con ardor;
Y de la bendita inspiración vuestros sonetos fluirán,
¿Pero podrán alguna vez saborear el primer beso de amor?

Si Apolo debe rehusar su asistencia,
O las Nueve dispuestas están a tu servicio;
No las invoquéis, decidle adiós a las Musas,
Y prueba el efecto del primer beso de amor.

Los odio, y odio vuestras frías composiciones,
Aunque el prudente me condene,
Y el intolerante lo repruebe;
Yo abrazo las delicias que brotan del corazón,
Cuyos latidos y alegría son el primer beso de amor.

Vuestros pastores y sus rebaños, aquellos temas fantásticos,
Tal vez puedan divertir pero nunca conmoverán.
Arcadia se despliega como un sueño de bello color,
¿Pero cómo podría compararse con el primer beso de amor?

¡Oh, cesad de afirmar que el hombre, desde que surgió
Del linaje de Adán, ha luchado contra la miseria!
Algunas parcelas del Cielo vibran en la Tierra,
Y el Edén resurge con el primer beso de amor.

Cuando los años hielen la sangre, cuando nuestros placeres pasen,
(Flotando durante años en las alas de una paloma)
El recuerdo más amado será siempre el último,
Nuestro monumento más dulce, el primer beso de amor.


Bueno amigos, me voy 7 dias de vacaciones a seguir con los sucesivos besos de amor a mi niña!!!, ay madre, como te quiero! Nos vemos dentro de un par de findes.
Para que la espera no se os haga excesivamente dura, la acorto en 10 minutos y utilizo a jimmy como alegoría del viaje que voy a hacer yo. Lástima que el mio no fuera de 10 minutos y el video de 7 horas...



martes, 17 de noviembre de 2009

Sin ti...




Los días que pasan,
las luces del alba,
mi alma, mi cuerpo, mi voz, no sirven de nada...
Porque yo sin ti no soy nada,
sin ti no soy nada,
sin ti no soy nada...

(Sin ti no soy nada - Amaral)

Cómo odio ser tan absurdamente dependiente. Mira que he oído veces esta canción con la que empiezo el post, y siempre pienso que es justo lo contrario a lo que yo desearía para mí... pero al final caigo en lo mismo. En que te vas y sufro tu ausencia, lloró en una soledad vacía y viciada en sentimientos desgarradores de tiempo que dejan la oscuridad, la negruzca nitidez de mi dolor, cuando marchas con tu luz, que se ha convertido en mi fuerza.

La cama deshecha, aún caliente del último escarceo y las continuas caricias y besos que se anidan a este amor que siento. La soledad de lágrimas que mojan una piel seca, dolorida y ajada. Las grietas de mi rostro son reflejo de las de mi alma. Ambas curan y sanan cuando me miras. Estas lágrimas son el abono de mi felicidad, y sólo quiero que crezca siempre en mi corazón y mi vida; vida que no tiene sentido sin ti.

Es el eterno vaso medio vacío y medio lleno que cuando encuentras a alguien con quien llenarlo hasta el borde su ausencia provoca que se ponga al borde del precipio, y en ocasiones caiga. Nunca se rompe. Siempre el amor es más fuerte que los miedos y temores, pero estos, inevitables y fieros, le dibujan rajas y fracturas. De su profundidad, de sentir el agua entre los dedos o de verle robusto y perfecto para el uso diario varían las sensaciones, los momentos en los que mirarlo o usarlo. La lejanía no es plato de buen gusto, pero no dejo de confiar en el poder y capacidad que tengo para luchar y conseguir lo que quiero. De tu amor tampoco tengo dudas. De nuestro futuro sueños.

Estando sólo como sólo me dejas, busco refugio en amigos y amigas en todos los ocios posibles. Llegan las noches y me voy acostando tan pronto como puedo, para reencontrarnos en los sueños, donde me temo ya, somos eternos. A la mañana llego cansado tras una noche de pasión alegórica, y estiro las mantas para cubrir mi fria piel, helada sin tus abrazos. Miro alrededor, no estás despertándote junto a mi. Sólo vivo porque sé que es momentáneo, que cada día que pasa es una victoria, que más cerca estaremos juntos para siempre.

Pero me cuesta levantarme y cada día alargo el lecho donde te ame, donde te soñé, donde te amaré. El día se compone de rutinas que no llenan ni el vacío de tu sombra. Al trabajo voy llegando cada vez más tarde, cada día algo más, hasta que esta mañana ya me dió vergüenza, o me debería de haber dado. Intento y consigo abstraerme, ser profesional, hacer lo que me mandan. El coche sintoniza mis músicas que ahora son todas tuyas. Hago deporte como siempre. Consumo el gimnasio en una hora y exhausto y agujeteado salgo a buscar tu recuerdo. A veces, lo hago corriendo, donde aunque me concentró, sólo quiero llegar a dónde estas. Otras voy a casa. Allí ya ni conectó el pc, donde tantas veces nos hemos conocido. Consumo películas y discos que tan sólo me gustan a mí e intento leer pero derrotado caigo yermo ante el sueño de la noche anterior, ante la falta de aliento por tú ausencia.

Escribo porque viviendo tan al filo del dolor, la inspiración se agudiza y vitaliza. No tiene freno y la letra escrita es el curso de mis venas desangrándome a través de mis dedos. En la ausencia de luz el negro es el color predominante y en tu ausencia es la rabia la que me condimenta.

Soy feliz porque soy amado y estoy amando. Soy tristeza porque la inmediatez debe dejar paso a un sueño. Soy odio porque jamás me vi capaz de ser tan independiente y si lo soy, y el odio es miedo por verme sólo una posiblidad que tengo claro que es remota y que ya advierto no me va a resignar.

Te quiero

lunes, 16 de noviembre de 2009

Salamanca y la Memoria Histórica


En Salamanca se declaró el estado de guerra el 19 de julio de 1936. Como apenas hubo resistencia en la capital, sorprende hasta cierto punto –dado el calificativo de salvaje pesadilla con el que Miguel de Unamuno denominó aquella incivil contienda– que en el corazón de la que hoy es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, su Plaza Mayor, fueran siete las víctimas mortales ocasionadas por el Ejército golpista y diez los heridos en aquella infausta jornada.

Las diligencias judiciales cuentan que en la plaza “se encontraban fuerzas del Ejército, en actitud de ocupación militar, y que las referidas fuerzas habían disparado contra las personas que se encontraban en el aludido lugar, como reacción a determinadas actitudes”. Sólo por su actitud perdieron la vida: Heliodoro Benito López, Abel Sánchez Delgado, Francisco Coca y Coca, Modesto Varas Gabriel, Celestina Sierra Polo, Andrés Lorenzo Candelario y Francisco Iglesias Fraile. Fue el principio de una represión que alcanzaría después, por su actitud ideológica, al alcalde republicano de Salamanca, Casto Prieto Carrasco, al diputado socialista José Andrés y Manso y a los concejales Manuel de Alba Rate, Luis Maldonado Bonatti y Casimiro Paredes Mier, fusilados extrajudicialmente por las tropas franquistas.

En septiembre de 1936, la llamada Junta de Defensa Nacional se reúne en las afueras de la ciudad y consagra a Francisco Franco como Generalísimo de los ejércitos y jefe del Gobierno del Estado, ganándose Salamanca la referencia histórica de ser la primera capital del país en territorio rebelde donde se ubica el cuartel general del extinto caudillo. El poso de tal efeméride se ha venido resistiendo hasta tal punto con el paso de los años que, transcurridos más de 30 desde la promulgación de la Constitución democrática y casi dos desde la aprobación de la ley de la Memoria Histórica , la capital sede del Centro Documental de la Memoria Histórica sigue soportando la pródiga rémora de su memoria franquista.

Lo único que se le anuló a Franco en Salamanca, y eso hace bien poco, fue el título de doctor honoris causa concedido por la universidad civil, si bien lo mantiene en la universidad pontificia, no en vano fue caudillo por la gracia de Dios. El dictador sigue siendo además alcalde de honor perpetuo y medalla de oro de la ciudad, distinciones que, junto al medallón con su efigie que se exhibe sobre una de las arcadas barrocas de la Plaza Mayor, rechaza revocar y suprimir el Partido Popular que gobierna el Ayuntamiento, pese a las dos mociones planteadas con ese fin por el PSOE.

Hace ya 18 meses que el Partido Comunista de Salamanca presentó en la Subdelegación del Gobierno de la capital una solicitud para la retirada de los símbolos franquista presentes en la ciudad, que según sus estimaciones se cifran en 24.

Tales símbolos están repartidos entre las administraciones central, autonómica y local, así como en edificios pertenecientes a la Iglesia, con placas en este caso que llaman a imitar el ejemplo de los sublevados. Esa reclamación se atiene a lo prescrito en el artículo 15 de la llamada Ley de la Memoria Histórica (52/2007), según el cual es obligación de las administraciones públicas tomar las medias oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”.

El pasado mes de marzo se publicaba en este periódico una carta muy explícita suscrita por Luis Calvo, presidente de honor de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia, en la que deploraba la pasividad del Gobierno en la aplicación de la citada ley con relación a la recuperación de los restos de las víctimas de la represión franquista: “Seguiremos trabajando con ilusión en recuperar y dignificar la memoria de muchos, de incontables e inolvidables compañeros. Que el Gobierno español se entere de una vez por todas del compromiso que adquirió con los miles de familiares que estamos pendientes de todas sus determinaciones. Somos muchos los españoles que confiamos en la continuación de nuestro trabajo. Nuestras rosas y claveles rojos de los homenajes pueden transformarse en los abrojos y espinas de la desdichada maldición histórica”.

Luis Calvo, que perdió a su padre a los seis años, fusilado por los golpistas una madrugada otoñal de 1937 junto a otros tres compañeros ante las tapias del cementerio de la ciudad,
no sólo tiene que soportar la frustración que comporta esa pasividad gubernamental para con la memoria y dignidad de los vencidos, sino la permanencia de los símbolos y distinciones que se siguen manteniendo en contra de la ley en su ciudad y bajo cuya imperial prosopopeya se cometió tanto crimen y tanta ignominia en contra de la libertad, la humanidad y la democracia.

En la relación de las siete víctimas mortales de aquel 19 de julio de 1936 en la Plaza Mayor salmantina hay un solo nombre de mujer. Celestina Sierra Polo fue otra rosa tronchada sin culpa, cuya muerte aún más joven es también más alevosa que la de las muchachas menores de edad fusiladas en Madrid hace ahora 70 años.

Pese a que los datos aportados por las diligencias policiales son escasos y nada nos dicen de su “actitud” para que las fuerzas del Ejército acabasen con su vida, basta saber que “tenía aspecto modesto, pelo castaño, dos trenzas largas, sandalias de piso de goma y una cadena rota con dos medallas”. Su imagen debería haber sustituido hace tiempo en el medallón la efigie de su verdugo. Celestina Sierra Polo tenía 14 años, unos cuantos más que Luis Calvo cuando mataron a su padre y pretendieron enterrar su memoria bajo la propaganda de los símbolos fascistas que todavía hoy subsisten en la ciudad del crimen.



viernes, 13 de noviembre de 2009

Putos Galácticos


Las cuentas no andan bien y debido a semejante desbarajuste el Gobierno se exprime los sesos para tratar de equilibrar la balanza de gastos e ingresos, tras un paro salvaje que destroza vidas, proyectos y esquilma las cuentas de la Seguridad Social. ¡Qué bueno hubiera sido intervenir el precio de la vivienda y reducirlo a un 33% (por lo menos) lo que nos habría dado la oportunidad a muchos de emanciparlos, teniendo todos casa, los constructores e inmobiliarias algo menos ricos, pero sin pisos sin sacar del stock y con el consumo funcionando a pleno rendimiento!. Pero claro yo no soy el presidente del gobierno (os jodéis).

Entre las muchas de las injusticias reinantes una de las más insolidarias, recalcitrantes y ley a medida echa es la llamada "Ley Beckham", ordenamiento basado en las disminución del tipo impositivo sobre la renta (hasta 24% por el 43 en circunstancias normales) para aquellos extranjeros de élite que trabajen en el país y ganen más de 600.000 euros. El supuesto de la ley era atraer a trabajadores de alto nivel, ingenieros, catedráticos, innovadores para tratar de dar un impulso al I+D+i. La idea es que el desierto académico e innovador mudará a un frondoso bosque de empleo de élite, altos ingresos y que pusiera a España en la vanguardia de las nuevas tecnologías y de la investigación y desarrollo científico e industrial.

La ley no tenía mala pinta si se le hubiera puesto un límite (3 años por ejemplo) y si sólo hubieran sido ellos los beneficiados. Porqué de 70 personas que se acogen en este momento a este régimen fiscal, 56 son futbolistas, mientras que sólo tenemos 6 catedráticos y 8 ejecutivos. Y es que los clubes punteros del fútbol español y la Liga profesional con el beneplácito de las autoridades, la federación nacional y el sindicato de jugadores profesionales (aquí hay mucha gente que se lo ha llevado) aprovecharon la laguna jurisdiccional para inflar los contratos y crear la manida Liga de las Estrellas.

Llegados a este momento el PSOE ha planteado su recesión y el fútbol profesional se alarma, escandaliza y amenaza con la huelga, bueno mejor dicho, un cierre patronal, porque ellos son los patronos y es que no tienen ni puta idea de vocabulario. El tema es que amenazan con el cese del "pan et circens", del fútbol, de toda la vanalización de los problemas cotidianos como si el pueblo español soberano y creo que cansado ya de tanta injusticia nos fuéramos a poner de su parte.

Pues oíga no, joder!. Basta ya de cacicadas, asaltos y desvergüenzas varías. Se acabó ya por fin el bochorno de los astronómicos fichajes y el mercadeo. De las "estrellitas" porque los mejores, son españoles (Xavi, Iniesta, Cesc, Casillas, Torres, Villa, Silva, Mata, Negredo,...). Si creen que voy a salir a protestar porque estos poligoneros y chulos no van a cobrar tanto y seguir su vida entre las discotecas y salir corriendo a "defender a su país" lo tienen claro. También me importa una mierda si se hunden los clubes. Me da igual Mandril, barça, atleti o Salamanca. Son empresas capitalistas expuestas a los malos balances, las deudas, los cierres, los EREs y las malas gestiones. Estoy en contra de que ayuntamientos y diputaciones "rescaten" clubes cuando sus directivos han hipotecado sus recursos y generado deudas, después de llevarse pingües beneficios y que tengamos todos los contribuyentes pagar esos desmanes. Por qué un club de fútbol, y no una empresa de Tele-marketing.

Me preguntó qué hemos hecho en vidas pasadas para vivir bajo el chantaje de empresarios y mafiosos de medio pelo, periodistas subnormales y borregos engominados que gracias a un balón se han librado de morir de inaiación dentro de la vorágine del capitalismo depredador y competidor en el que vivimos. Odio eso de que por un partido de fútbol lo vean 12 millones de personas, digan que el país se paró o que todo el mundo estaba frente al televisor. Pues no, joder. Resulta que todavía hay otros 32 millones de personas que dedicaron esa hora y media a otra cosa (espero que fueran 16 millones de cópulas). A colacción, no me hacen ninguna gracia ninguno de esos "patriotas" deportistas que ante cualquier éxito se enfundan en la bandera y llevan los colores patrios en cascos o muñequeras, para luego cotizar en el paraíso fiscal cualquiera. Eso si es solidaridad, verdad. Yo no les dejaba representar a España. A lo mejor no ganábamos una mierda (demostrado sólo nos quedaría el fútbol, el basket, el ciclismo y el deporte amateur que vive de las subvenciones y becas públicas) pero sería otra victoria de la sinceridad y la claridad.

Con fútbol o sin él, quizás con más tranquilidad y reposo, me levantaré por las mañanas y seguiré yendo al trabajo. Después al gimnasio o a correr. Leeré, escucharé música, tocaré la guitarra y amaré a mi novia. Saldremos los amigos a divertirnos y a protestar. Estare informado o desinformado, pero mi vida continúa porque el fútbol es un espectáculo más dentro de la oferta de ocio que tenemos; si no tenerlo provoca disturbios, ansiedad o depresión, este hecho es inversamente proporcional al borreguismo instalado en el país de la pandereta.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

A vueltas con la Nochevieja Universitaria


Parece ya tradición que llegadas estas fechas tanto Salamanca como mi blog se empantanen en el tema de la NocheVieja Universitaria. Evidentemente yo que he participado en 6 de sus 9 ocasiones, las 3 últimas bajo el mandato económico de la Asociación de Hostelería, no estoy en contra de la fiesta. Todavía no estoy tan loco. ¿O sí? Pero mantengo firme mi opinión de anteriores entradas (2007 y 2008) y ante los hechos acontecidos en esta semana se reafirman.

Deberían estar, con nocturnidad y la habitual alevosía, algunos meses negociando ayuntamiento y hosteleros (quién sabe si algún representante del colectivo estudiantil) los pormenores para volver a "organizar" (des-organizar es lo que realmente hacen) una edición más de esta aberración fiestera. Estar de acuerdo con Lanzarote provoca en mi sentimientos encontrandos: No sé muy bien si es que me estoy ablandando o es que he empezado a mirar a la derecha al atravesar la calle. Quizás sea que empiezan a urgir los planes para llamarle "rojo" en mi próximo encuentro con tan baja personalidad, buscando la paradójica lógica. Quizás sea un ataque de lucidez al primer edil (hagáselo mirar, hombre, que no esta usted acostumbrao), o que en la hipocresía moral que se mueve este personaje en este instante haya tocado la de estar al lado del ciudadano residente, cotizante y votante censado en la capital. Dudas tengo. Parece que no se habrán puesto de acuerdo en la total de pasta o prebendas que se nos iba a llevar don Julián y por eso, añorando tiempos mejores quizás los del mequetrefe huésped de la Clerecía a decidido tirar por la calle del medio.

Yo lo que tengo claro, es que me tomare uvas, gominolas y champan cuando a mi me plazque y esto era algo que tenía pensado hacer se celebrará aquí o no la citada horterada. No me apetece pasar por el aro y no hay excusas. Quizás puede que hasta cambie el decorado, intente añadir nueva gente y no me olvide de los antiguos y antiguas. Pero no voy a colaborar más con la mafia. Decidido. Es más, vamos a rebajar el nivel de alcohol ingestado proviniente de las barras de la fiesta salmantina. Economía y salud alaban mi decisión y desconfian de mi nueva reverencia abstemia, pero sobretodo es mi conciencia la que respira tranquila porque una vez más, sigue regiendo mis designios y ahora lo hace para olvidar la hipocresía.

Repito una vez más que cada uno [y cada una] hacen con su cuerpo, dinero, tiempo y ocio lo que les da la gana. Evidentemente gracias a este axioma los "listos" del Ay-untamiento y la Asociación de Hostelería se han aprovechado y ahora que mediante misterios aparte no han llegado a un acuerdo esperan en la vetusta y pequeña Zamora perpetuar el invento. No sé yo si a los zamoranos y zamoranas tanto ajetreo les va a parecer bien. Para empezar discrepo de que 30.000 personas aparezcan por allí. No sólo por el encanto, sino por el trayecto y sobretodo por la capacidad de la patria chica de Viriato para acoger tal aumento poblacional, aunque sea nocturno. Sin embargo no tengo dudas de que a las buenas gentes zamoranas no les hará mucha gracia que por un evento patrocinado y subvencionado por sus representantes (Diputación o Alcaldía) vaya a llevarse los beneficios una empresa externa dejando para ellos los gastos (sanidad, seguridad y limpieza). También tengo claro que Salamanca acogerá su tradición, la original, la creada y nacida del seno de la Universidad, y celebrará cuando quiera, quizás multitudinaria, posiblemente varios días por pequeños grupos de amigos y compañeros, pero seguro auténtica. Los esfuerzos para tenerlo organizado me dan, verdaderamente igual. No tiene porque pasar nada más allá de un jueves o finde de fiesta "normal". La realidad es que los ciudadanos de Salamanca no tendrán tantos gastos, y seguramente descansarán más, sin una noche y un día en el que se respira a estercolero en el centro histórico.

De todo esto, lo que más me cabrea es la capacidad de organización de la juventud en general, la universitaria en particular, y las causas por las que puede o no existir esa movilización. Resumiendo, para embotijarnos, tajarnos y el resto de sinónimos de día después de una borrachera tiramos de rebeldía, agrupación, sentimiento de grupo, colectivo vícitma de las olígarquías y anunciamos que la vamos a liar que no nos van a callar o que la calle es nuestra (líbrenme del plural mayestático). Eso sí, soportamos alquileres y precios de la vivienda de emancipación abusivos sin rechistar. Nadie va a protestar por la disminución de becas, los programas del plan Bolonia que agrupan y modifican curriculumns académicos procediendo a la exponenciación de la enseñanza superior obligatoria. No mucho mejor es la educación primaria o secundaria con enseñanzas denigradas (física, ciencias, humanidades, musical, etc.) y la falta de autoridad y respeto al "maestro". El paro juvenil tampoco nos quita el sueño, ni el del lincenciado, ni del machaca de fp o el del "vente a currar con tu padre". El IPC sigue subiendo, los salarios están estancados, pero claro lo importante es pribar una vez al año en la Plaza Mayor. La innovación, el I+D+i tan manido, está tan atascado por el sistema de becarios y prácticas de estudios que sólo aumentan las riquezas empresariales gracias a muchos estudiantes que lo serán pero hoy por hoy pensando en las gominolas no se dan cuenta. La situación de Salamanca no es la de un oásis en un país en recesión precisamente, y nadie le pide cuentas a nadie; aquí no pasa nada, el paro aumenta, el Corte Inglés no da ni el 40% de los puestos que pedía, ni tenemos AVE, ni un aereopuerto en condiciones y tampoco la actividad cultural es como para celebrar algo...

Así podíamos seguir multitud de líneas ennumerando situaciones que si que merecen una protesta enérgica por parte de la juventud y el colectivo estudiantil, antes que un día de fiesta, pero está claro que algunos hipotecan su futuro por unas copichuelas. Una lástima.

Disfrutemos de la fiesta para cuando haya, haciéndola nosotros con nuestra libertad y nuestras condiciones y posibilidades y si tenemos que quejarnos, hagámoslo por lo realmente importante.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Suicidio pasional




Suicidio pasional sería no estar contigo, deshecharte, quedarse sin luchar por lo que realmente siento. Una noche de poco dormir, y de hacerlo para despertar antes que tú y contemplar que una vez más me haces soñar en vida.

Esa hora en la que te he estado viendo dormir, me ha vuelto a decir que quiero sentirte respirar junto a mi toda nuestra vida. La única certeza que ahora estructura mi futuro es que no tengo futuro sino es estando con ella, porque ella es mi alma, mi vida, los sueños pasados y futuros y el presente que vivo día a día, noche en noche y beso a beso.

Siempre me oiréis decir que soy de fiar, porque mi palabra es lo que vale y es verdad. Pero no importa tu palabra, sino a quién se la das, y mi palabra ahora viaja a tu ser, a unos oídos cansados de no ser regalados, a un corazón que necesita de mi ternura y cariño para la eternidad. Eres tú el motivo de que mi vida vaya a merecer la pena o no, de su utilidad, transcendencia e importancia. Todas las palabras que escriba o cada canción que escuche son por ti. Cada acto nuevo o rutinario que surja en mi día a día es porque tú eres el motor de mis motivaciones y besarte significa poner ocaso a todas las frustraciones y miedos que alguna vez encontraron en mi corazón hogar. La fuerza que tengo ahora estuvo aparcada en un rincón oscuro y no tuvo contacto que la hiciera reaccionar. Ahora una mirada tuya, la primera sonrisa del día o tu voz son capaces de enrabietar la colérica tranquilidad a la que fue sometida, y como un rayo atravesar tiempo, espacio, triturar dolores y franquear imposibilidades por ti.

Durante toda mi vida he intentado aprovechar noches y mañanas... he tirado de mis amigos, de mis aficiones y pasiones... he tratado de estudiar lo que he podido y he llegado a la conclusión de que tampoco me apasiona... deporte, música o literatura han llenado muchas de mis horas para no dejar arrastrarme con la soledad por un precipicio de final mortuorio... he agarrado un par de comas etílicos y descubierto que ya no sé beber... he perdido 10 kilos y he engordado 15, no tuve nada en el pecho... y sentía una pregunta tan aburrida, pero ¿que coño haré de mi vida?

Ahora lo sé. Y me fascina. No quedan dudas que puedan hacer oscurecer el día. Apagar la luz que me brindas es imposible y no queda ya nada para hacer realidad todos los sueños, palabras y hechos. Juntarnos en un interminable abrazo para vernos reflejados en un espejo vibrante y lleno de vida como son nuestros ojos. Amarnos y hablar. Y antes de hablar volver a amarnos. Y otra vez amarnos, porque no hay dos sin tres, porque a la quinta va la vencida, porque sí, porque nos quedamos dormidos exhaustos pero plenos.

En el silencio siento pasar hora tras hora,
como un cortejo lento, acompasado y frío...
¡Ah! Cuando tú estás lejos, mi vida toda llora,
y al rumor de tus pasos hasta en sueños sonrío.

Yo sé que volverás, que brillará otra aurora
en mi horizonte, grave como un ceño sombrío;
revivirá en mis bosques tu gran risa sonora
que los cruzaba alegre como el cristal de un río.

Un día, al encontrarnos tristes en el camino,
yo puse entre tus manos pálidas mi destino
¡y nada de más grande jamás han de ofrecerte!

Mi alma es frente a tu alma como el mar frente al cielo:
pasarán entre ellas, tal la sombra de un vuelo,
¡la Tormenta y el Tiempo y la Vida y la Muerte!

miércoles, 4 de noviembre de 2009

La informática falla




Siguiendo al hilo de actualizaciones previas, aclamadas y subidas al top five de mis mejores momentos, suele pasar que cuando algo necesitas o más imprescindible tiene que suceder algo, pues resulta que no se puede. Hoy relataré a continuación el por qué de no haber podido trabajar en condiciones, algo que cuando se es informático resulta curioso, agotador y frustrante.

Profundizando en la ley de Murphy ya sabemos que todo lo que va mal es susceptible de ir peor y cuando tan probados y filedignos resultados aparecen la situación torna irreversible. Por este orden en el día de hoy han fallado: el servidor de correo, la conexión ftp, el servidor local, tras su reinicio las dns, todo esto afectando a todo el equipo y ya por último sólo a mi la conexión sql a la base de datos en la que estaba trabajando, en el momento en el que intentaba rehacer el trabajo que hice ayer en la última hora y que por circunstancias inexplicables se grabó mal.

Lo inexplicable es la intención de implantar un proxy, un cerco a cualquier conexión desde el ordenador de trabajo, pero también personal, a diferentes accesos a internet. No sabemos si bloquearán las visitas a ciertas páginas (o a todas) o simplemente van a llevar un registro de cuanto tiempo laboral utilizamos en otras cosas. Como las salidas ya las controlan, al tradicional y exacto método de a vista, ahora parece ser que la intención es también registrar, y quien sabe si condenar el uso que se pueda hacer de una herramienta de trabajo como es internet.

Evidentemente me conecto al mesenger en el trabajo, veo las noticias, meneame.net; actualizo el correo personal, en ocasiones sigo ofertas, y algunas veces subo y actualizo este blog, como en este momento donde redacto esta entrada con mi ya ajado y vetusto teclado de oficinista. Pero juntando todas las actividades y hay muchos días que no lo hago, no llegan a consumir una hora de mi jornada laboral, y si que salteándolo, navegando 5 o 10 minutos cada hora y media consigo descansar algo la vista, aligerar la carga de trabajo que soporta mi mente y en otras ocasiones hasta encontrar la inspiración para solventar una tarea dentro del trabajo creativo de webmaster y programador.

La sucesión de acontecimientos viene a ser así:
1) Nadie conecta al ftp, justo en el momento en el que procedemos a subir a la web las páginas modificadas con la información comercial de 2010.
2) No me funciona el servidor de correo, aspecto solucionado con la parada y arranque del servidor, lo que comúnmente se ha llamado reinicio.
3) Se cae el directorio de pruebas y el disco duro compartido, así como las sesiones de red establecidas, y como además sigue sin funcionar el ftp, aprovechamos para el necesario café corta-empanada.
4) Ya nuestro administrador, compañero y amigo a la par, tras múltiples paseos, ejercicios cardiovasculares varios y algún momento de duda, decide reiniciar la conexión a internet.
5) Al llegar lo que realmente ha hecho es quitar el proxy que están intentando implementar tan oportunamente, reinician el servidor y ¡¡vouala!! todo comienza a funcionar con lo cual nos ponemos a seguir subiendo todas las páginas actualizadas y a intentar paliar todo el retraso.
6) En ese punto se me caen el sistema gestor de base de datos donde trabajo con una base que alimenta otra web y tampoco me funcionan sus usuarios de escritura y lectura a nivel web.

A estas horas sigo sin tener solución sobre este punto y por otro lado a la llegada de dos nuevas becarias, el pobre administrador, que trabaja habitualmente en Madrid y está aquí por una sustitución de su compañero que esta en vacaciones, formatea e instala todo lo necesario para los ordenadores de estas dos chicas.

La culpa no es de el administrador, machaca al fin y al cabo, que demasiado está haciendo el hombre y tampoco le hemos dado mucha caña, porque entre investigaciones varias, el ocio de internet y otras labores que van apareciendo se han hecho las horas (en mi caso mucho más aména tratando de escribir está entrada). La culpa es del lumbreras o enterao, de “superocillo” que va de cool diciendo a sus amigotes que es capaz de controlar y ver todo lo que hacen los empleados en la red. Para empezar es un enterao porque cualquier administrador que se precie, y el botarate alardea pero sobrevive a base de los machacas. Seguimos con que NO es un ser superior porque cualquiera que este metido en este mundillo sabe que es posible testear todo el tráfico de una red, desde MS-DOS; contra más si obligas al jefe a soltar 2000 euros por router cisco para que al final mueran de polvo.

Igual que no hay crimen perfecto, no hay programa perfecto. Y resulta que aquí tenemos unos lusers que si de verdad quisieran ganarse la vida con su talento, deberían ser beta testers.
Estos días ocurren de vez en cuando en el mundo de la informática, y se producen situaciones tan esperpénticas como está que se me ocurre de hace unos años en Madrid, más o menos recuerdo que vino a ser así:

Igual que no hay crimen perfecto, no hay programa perfecto. Y resulta que aquí tenemos unos lusers que si de verdad quisieran ganarse la vida con su talento, deberían ser beta testers.

En el caso de que se reconvirtiesen en beta testers, es decir hackers que buscan la vulnerabilidad de un site o servidor, podrían pasar dos cosas:
-Que consiguiesen que los programadores hicieran el programa perfecto. Todos los errores controlados, todo fácil.
-Que el programa nunca dejase de escupir bugs. Asesinatos en masa de beta testers. Modus operandi: 78 puñaladas en el pesho con un pendrive.

Bueno, al caso. Que no existe el programa perfecto. Los programas se adaptan a unas necesidades e intentan cubrir el máximo de posibilidades de error para manejar esos errores y llevar la acción a buen término. Tanto es así, que muchas veces, hay más código de control de errores que código útil.

Por poner un ejemplo, en el programa TPV que hice para las tiendas, cuando el usuario escribe algo en el campo “precio”, hago una serie de comprobaciones:
1) Que haya escrito algo. No sea que se le haya olvidado. Si se le olvida, preguntar por el precio.
2) Que lo que ha escrito sea un número. ¿Por qué? Pues porque les puede dar por escribirlo con letras. Se me ha dado el caso.
3) Que el precio sea mayor que cero. La cantidad puede ser positiva o negativa. Pero el precio es siempre positivo.
4) Si el número tiene decimales, que sean dos. Una lista puso siete decimales en el precio. Y luego se quejaba de que el sistema le había redondeado a 2 decimales.
5) Que el precio sea mayor que el precio de coste. Que una cosa es vender barato y otra tirar los precios y perder diero.
6) Que el precio no sea mayor de 10.000€. ¿Por qué? Por precaución. No solemos vender artículos tan caros. Este control viene de cuando una vendedora leyó un código de barras en el campo de precio y en el arqueo le salió un déficit de 84 millones de euros. Si es mayor de 10.000 euros, se pregunta si es correcto.

En fin, eso para un campito de nada y de memoria, que no estoy mirando el código fuente, pero seguro que hay alguna cosita más.

Pero a lo que voy, que me enredo. Esta gente es capaz de destrozar un programa e incluso la moral de un servidor. Transcribo conversación:

-Que hemos cobrado de más en un presupuesto.
-¿Y eso?
-Pues es que hemos cobrado 200€, entonces hemos dado a aceptar y ha salido el ticket para imprimir, pero no se ha abierto el cajón portamonedas.
-Vaya.
-Y entonces, pues le hemos dado otra vez a cobrar. Y tampoco se ha abierto el cajón. Entonces, hemos mirado la impresora y no tenía papel. Y como el cajón se abre después de imprimir, pues no se ha abierto.
-¿Y qué habéis hecho? – pregunto mientras me hago unas palomitas.
-Pues hemos puesto papel en la impresora. Se ha puesto a imprimir como una loca y ha abierto el cajón dos veces.
-¡A que mola!
-Sí, pero como no estábamos seguras, le hemos cobrado de nuevo 200€ a ese presupuesto y esta vez sí, al imprimir ya ha abierto el cajón.
-Esto… ¿Habéis visto la llave que hay en cajón portamonedas?
-Sí.
-Pues es para abrirlo.
-¿Ah si?
-Sí. Es curioso, ¿eh?
-Es que como no lo sabíamos… pues… hemos ido probando.
-¿Has probado el ácido sulfúrico?
-No, ¿qué es eso?
-Una cosita que hace cosquillitas en el gaznate. Luego te mando un frasco pa que vayas probando.

En fin, que añado una comprobación más al To Do de ese programa: No guardar los cobros a clientes hasta no estar seguro de que el ticket ha sido impreso, el cajón portamonedas abierto, cerrado, calculado el peso de los billetes y disparado el rayo de la muerte a máxima potencia.

Las odio. Con toda mi alma.

martes, 3 de noviembre de 2009

A Francisco Ayala


En la muerte de Francisco Ayala, un homenaje:


"Yo pienso que todo esto no se corresponde con mi personalidad. Yo no soy vanidoso. Y esto es un regalo para los vanidosos, que se vuelven locos con los agasajos. Yo lo veo como desde fuera. Lo veo fríamente. Lo he pasado bien y lo estoy pasando bien. Pero soy el mismo. El mismo que se ríe hasta de sí mismo."

La literatura

"Yo digo que la literatura es lo esencial, lo básico. Todo lo que no sea literatura no existe. Porque, ¿dónde está la realidad? Un árbol lo es porque uno lo está nombrando. Y al nombrarlo está suscitando la imagen inventada que teníamos. Pero si no lo nombras el árbol no existe."

"Yo he escrito desde siempre; claro, primero serían pavadas, tonterías, pero siempre estuve escribiendo. El sentido de mi vida está en la literatura, esa es la verdad y creo que la literatura es la verdadera realidad. A la vejez última he descubierto que eso de literatura y realidad es una falsa contraposición, la realidad es la literatura. La realidad real, no es real, no existe."

La infancia

"La realidad básica es la de la infancia y la adolescencia, y el resto va acumulando cosas, pero son esos tiempos los que de modo tácito siguen en nosotros. Y uno puede sacar o no sacar de ese baúl."

El secreto de su longevidad

"Influyen la biología, la suerte y la fortaleza de ser sincero consigo mismo... La mala conciencia inquieta y no deja vivir. Si uno no ha obrado bien puede que viva atormentado. Y yo no tengo nada de lo que arrepentirme."

Ayala según Ayala

"Un novelista, en el sentido de creador... En la última fase de mi obra he roto las fronteras entre la imaginación y la experiencia. No hay fronteras."

Granada

"¿Que qué significa Granada para mí? La niñez y la adolescencia dejan una marca indeleble que configura a la persona. Mi marca, para siempre, es granadina, andaluza."

La muerte

"Casi desde que nací tuve conciencia de la muerte, esa fatalidad que tarde o temprano a todos nos afecta. Hay que aceptarla, guste o no guste. A veces he podido entender a los que se suicidan. Incluso les he podido respetar. Pero yo he aguantado todo lo que tenía que aguantar. Y no ha sido poco."

El exilio

"El exilio es un horror, nadie lo duda, es un sentimiento insoportable. Pero la realidad para mí fue otra, mucho menos dura. De entrada, la mayoría de los españoles que nos fuimos a América subimos de categoría profesional, los profesores de instituto eran catedráticos, éramos un exilio privilegiado. El obrero cambió el cocido por el bife argentino. Sí, detalles materiales, pero reales. Así que nada de llorar penas, nada de víctimas, nada de pobre exiliado."

"Yo quería integrarme en la nueva realidad y no enquistarme como tantos hicieron. No quería ser uno de esos republicanos de café, dando vueltas al pasado, pensando obsesivamente en un regreso que, cuando menos, parecía bastante incierto. Yo no quería pensar en volver a España en mucho tiempo, quizá nunca. Sabía que nunca podría regresar a la España que dejé, que volvería a otra España muy distinta a la que habíamos vivido. Me sorprendían muchos compatriotas que cada día soñaban con volver mañana, regresar a sus mismos puestos. Yo no quería que me pasara lo que a un antiguo amigo, a un conocido escritor, que después de haber hecho su carrera en América, volvió y se sintió desencantado porque aquello que vio ya no era lo que había dejado. ¡Pero qué se pensaba, ni al día siguiente hubiera sido lo mismo que dejamos!"

Inmortalidad

"No, no creo en la inmortalidad, ojalá. Creo en la literatura, que es lo mismo que la vida para mí. Viviré algo más en mis libros, durante algún tiempo, y ya está. Ésa es toda la inmortalidad a la que aspiro."

Felicidad

"¿Que si he sido feliz? Yo no tengo una escala para medir la importancia de las cosas en mi vida, o para decir fue mejor esto o lo otro. Pero sí puedo decir que este momento en el que estoy con ustedes es un momento de felicidad para mí; que haya tantas personas interesadas en lo que soy yo y en lo que ha sido y será mi vida, me emociona."

El Quijote

"Empecé a hablar con ese lenguaje, de pronto, para increpar a los supuestos enemigos, que podrían ser mis primos, mis hermanos; empleaba palabras gruesas, insultos que resultaban extemporáneos, no tenía ni idea del valor de aquellas palabras. Una vez me preguntó mi madre: de dónde has sacado esas palabras... de ese libro. Se sorprendió, no se imaginaba que estaba leyendo el Quijote. Yo tendría unos doce años."

El cine

"Para mí el cine es una de las más importantes expresiones que ha tenido la expresión de la cultura en el pasado siglo. El cine y mi vida han sido inseparables, lo fueron desde el comienzo y lo es hasta ahora. La primera vez que fui al cine la recuerdo, en un cine de la Gran Vía granadina. Al que fui con mi madre. La película era La bestia humana, basada en la novela de Zola. La actriz era la estrella italiana Francesca Bertini, que aparecía en la pantalla en un primer plano y jadeando, ah, ah, ah, y entonces yo le decía a mi madre: 'Mamá, esa es la bestia humana', y ella me decía: 'calla, tonto'. Los recuerdos infantiles son muy vivos, persisten, son misteriosos. Uno se puede olvidar de lo que comió ayer, pero recuerda una comida de hace noventa años."

Su recuerdo

"Que me recuerde cada uno como le dé la gana."