jueves, 28 de febrero de 2013

Adiós ¿al padre de la indignación?



Ayer murió Sthépane Hessel. Tenía 95 años. Su libro ¡Indignaos! (Indignez-Vous, 2011), 32 páginas, editado en Francia en una pequeña editorial y en un primer momento, vendido por menos de 3 euros, fue todo un toque de atención al mundo entero, priorizado en Francia, y recogido por la Europa pobre del sur sobre las consecuencias del exacerbado capitalismo neoliberador y de la misería a la que se conducía, y conduce, al 99% de la población. También de la impredecible en aquel momento, pero latente, merma de calidad democrática, libertades y derechos que llevaba asociado. Era una llamada a toda la población, pero especialmente a la juventud. Desde el punto de vista literario fue el renacer del panfleto, en el caso español casi desde la Segunda República, y vino con el prólogo de su coetáneo, José Luis Sampedro. Llego a vender cietos de miles de ejemplares, haciendo más rica si cabe a una editorial, de ideología conservadora. Y neoliberal.

Vinculado a la bohemía (hijo de una pintora), el también hijo de un judío alemán, Hessel, no pasó nunca las estrecheces económicas de Sampedro, sino que llevo una vida cómoda en el aspecto económico, pero audaz, libre y cultural como recogio Truffaut para uno de sus ensayos cinéfilos de Nouvelle Vague. Sólo hasta el auge del nazismo cuando acabo por su ascendencia en un campo de concentración (en Buchenwald y Dora-Mittelbaus) donde fue torturado. Liberado, renego de su ascendencia germánica (se nacionalizó francés) y comenzó su carrera diplomática, culmiando su desmedido interés por lo "público", la política y la sociología, y sobretodo la filosofía, que ya demostro desde su más temprana edad. Así llegó a ser unos de los ponentes y desarrolladores y firmar La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en un claro anhelo, un sueño real y factible, de un mundo mejor.

Y con ese espíritu y ya nonagenario, Hessel lector empedernido de poesía, se sento y escribió un alegato contra el egoísmo, la estupidez humana y en favor a la rebelión, el despertar crítico y democrático de unas generaciones acomodadas, a la par que amordazadas, para jamás protestar y dar por bueno todo. En una situación de deriva democrática lamantable, de europeismo a la baja y por calidades (siempre se declaró europeísta), de crisis económica endémica del sistema capitalista que ya da sus últimos coletazos herido de muerte por el egoísmo de la clase dominante, en el que el trabajo esta supeditado a la especulación, donde cada vez más gente vive peor, sólo para unos pocos (ínfimos...). En esa situación fue un hombre de 93 años quien recupero la idea de la sublevación, de la lucha en las calles y de la recuperación del poder democrático por el pueblo. Su planfeto iluminó, pero el camino ya estaba hecho.

No fue en "su Francia" donde ¡Indignaos! cobró fuerza en las calles. Allí los franceses cobran más del doble que nosotros, españistaníes. Y aún gobernados, por un ultra liberal como Sarkozy, los franceses mantienen un poderoso músculo sindical y reivindicativo que mantiene calientes y claras las lineas de lo tolerable, de los derechos, deberes y libertades del pueblo, a salvo, de despotas, caciques y egoístas capitalistas. Fue en el sur de Europa donde su libro ha tenido más influencia.

Esto no quiere decir que un día, en una librería, 500.000 (son las copias que ha vendido aquí; innumerable el número de lecturas que ha tenido, por compartir, prestar,...) jóvenes, encontraramos ¡Indignaos! y salieramos con las rastas, las batucas y las Quecha a la calle y a las plazas. No. Lo cierto es que el estado de Indignación, que tenemos ahora y que es un hermano que le ha salido al degradado estado del bienestar que nos han violado en Españistán, llevaba muchos años calentándose. Crisis económicas, jóvenes sobrecualificados sin oportunidades, burbujas inmobiliarias, estafas, déficits democráticos, franquismo latente, Transición de buen rollismo sin contenido... Demasiadas cosas para estar tranquilo, viendo fútbol y televisión. Lo cierto es que por todo el país han ido naciendo ideas y plataformas; blogs, grupos en redes sociales; recuperándose el asociacionismo de barrio y asambleario para finalmente aparecer en las calles. Las 500.000 copias con las que aumento su cuenta de resultados la editorial Planeta (editora entre otros del planfeto retrogrado y fascista de La Razón) no pueden ser comparadas con la red y la participación que la indignación popular llevaba ya en sus mentes y corazones, espoleando el talento y la energía de muchas personas asqueadas de un sistema moribundo y nauseabundo porque condena a la mendicidad a la gente honesta y premia a los inmorales y amorales. Aunque evidentemente ayudo para etiquetar el Movimiento 15M, siguiendo las prebendas y manías que tiene el periodismo de hoy en día. Etiquetarlo y catalogarlo todo. Y llego el día.

Aquel 15 de mayo de 2011 España se hecho a las calles hastiada de corrupción, dictaduras (franquista, conservadora y económica) y sobretodo de amoralidad. Y ante aquel despliegue de fuerza reivindicativa y lucha, Hessel y su panfleto, sirvieron para hacer ver que la indignación, estaba latente y ya ardiendo, pero sobretodo que no entendía de ideologías, ni edades, procedencias, ni estados. La democracia real, aspira a unos criterios y bases de dignidad de los seres humanos, que nunca pueden ser sobrepasados.

Leí ¡Indignaos! cuando me lo presto mi jefa (fíjense que buen rollismo). Y me pareció bueno, correcto. Pero quizás porque ya estaba, entre comillas aburrido y cansado de leer, lo mismo siempre: las mismas cosas que me indignaban ya y me cabreaban (e indignan y cabrean todavía hoy) no me pareció lo suficientemente poderoso como para encender una revolución. Quizás a alguien ajeno a la realidad palpable de la calle y mediatizado por los medios de comunicación de masas al servicio del poder le sirviera de acicate. No lo dudo. Más tarde, Hessel, escribió ¡Comprometeos! que era un llamamiento para pasar de la indignación a la acción, y ahí, encontro menos empuje mediático, quizás porque interesa más tenernos indignados, pero que no hagamos ruido, no ocupemos espacio en la vía pública, o saquemos  el hoy más necesario que en 1789 gran invento del Dr. Guillotin. Y después, aquí, en Españistán, llegó más neoliberalismo, más fascismo y más conservadurismo.

Pero quizás la aportación más importante de Hessel al 15-M fue la de transmitir, con su edad y trayectoria política, un tipo de credibilidad que los grandes medios necesitaban para poder hablar de las movilizaciones en calle sin sentir que daban voz a lo que caricaturizaban como un latido antisistema que aunque muchos nos sentimos así, otros muchos no se encontraban cómodos con la etiqueta. Y sobretodo el compromiso del que él nunca dimitió. Es necesario tomar el relevo. No son tiempos de desperdiciar la energía ni los terrenos ganados que se están yendo por un sumidero. El final de Indignaos cobra hoy todo su significado: "Una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comuniciación de masas que no proponen otro horizonte para nuestra juventud que el del consumo de masas, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos". Llamando "a los que harán el Siglo XXI" a la acción porque "Crear es resistir, resistir es crear". Él descansa ya, es nuestro turno.


D.E.P. Stephane Hessel.



No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros:

No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros I
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros II
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros III
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros V
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IX
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros X
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIX
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XX

viernes, 15 de febrero de 2013

No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XX

Pórtada de la Revista El Jueves, 13 de febrero de 2013


Se abre el telón y aparecen, en un mismo escenario: el ex presidente de Bankia firmando su propia indemnización; dirigentes de la Caja Castilla La Mancha, de la CAM y de Banco de Valencia revisando extractos bancarios para comprobar si han cobrado sus respectivos finiquitos; consejeros de ex Cajas de Ahorro hoy convertidas en banco añadiendo ceros a la derecha de diversas cantidades; concejales de urbanismo estrechando manos de promotores mientras con la otra mano se guardan un abultado sobre en el bolsillo; los mismos concejales y otros cuantos más aprobando en plenos municipales nuevos barrios para duplicar o triplicar la población local, urbanizaciones sobre la arena de las playas, campos de golf en zonas resecas, palacios de congresos, auditorios y puentes colgantes de renombrados arquitectos; concejales tránsfugas cambiando de sillón y de voto; presidentes de Diputación inaugurando aeropuertos sin aviones, autovías sin tráfico y museos sin contenido; presidentes y consejeros autonómicos firmando falsos ERE, fraccionando contratos para no sacarlos a concurso, entregando hospitales públicos a empresas constructoras, haciéndose trajes a medida, hablando por teléfono con amiguitos del alma, poniendo primeras piedras de parques temáticos, velódromos, ciudades de las artes, ciudades de la justicia, ciudades de la luz, ciudades de la ciencia, ciudades de la hostia; Candidaturas a las olimpiadas; dirigentes tan defensores de la familia que contratan a la propia hasta varios grados de consanguinidad; directores generales cargando copas, putas y coca al presupuesto; consejos de ministros firmando indultos a banqueros y aprobando amnistías fiscales; bancos perdonando deudas a partidos; gobernantes incrementando su patrimonio a ritmo exponencial; tesoreros firmando contratos fantasma para financiar el partido; empresarios ofreciendo sobornos para conseguir contratos públicos; concejales exigiendo sobornos a empresarios para otorgarles contratos públicos; diputados votando en bloque para impedir comisiones de investigación y comparecencias; empresas privatizadas y entregadas a compañeros de pupitre; palcos futbolísticos donde se cierran negocios; un presidente de la patronal quebrando empresas, dejando agujeros millonarios y a cientos de trabajadores en la calle; grandes fortunas haciendo la declaración de la renta y saliéndole a devolver; aviones con destino a paraísos fiscales que despegan con dificultad por lo cargadas que llevan las bodegas; noventa y nueve mariachis cantando corridos en la junta general de una Sicav; obispos marcando la X en la casilla de la declaración de la renta; obispos disfrutando vacaciones eternas en el paraíso fiscal español; un presidente del Tribunal Supremo cenando de lujo con su amigo en Marbella; el yerno del rey, la hija del rey, el rey; Don Vito saliendo de la cárcel; Jaume Matas usando la escobilla… el líder de la oposición diciendo que "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" y subiéndose el sueldo; ese partido con una contabilidad B, afincada en un paraíso fiscal, y distribuida en sobres por todos los jerifantes, tanto nacioniales, como de provincias,...

¿Cómo se llama la película?

¿ Crisis? Frío, frío. ¿ Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades? Frío, mucho frío, helado. ¿ Burbuja? Frío, frío, seguimos lejos. ¿ Estafa? Templado, templado. ¿ Robo? Calentito, calentito. ¿ Corrupción? Caliente, muy caliente. ¿ Corrupción masiva? Cada vez más caliente, a punto de quemarte. ¿ Corrupción sistémica? Cuidado, cuidado, que te quemas…


La Corrupción. Síntoma de un Estado Fallido

Arden las calles. Las manifestaciones y los manifestantes, descontentos, indignados y ya cabreados,  se mulitplican. Para protestar contra las condiciones laborales, las injusticias (o mejor dicho la falta de Justicia) o por la superviviencia del sistema del bienestar. Sin embargo, el Parlamento, el Senado, Comunidades Autónomas, diputaciones y ay-untamientos se mantienen sordos, alejados a la realidad ciudadana españistaní. El pensamiento de los políticos, sobretodo los que dan el salto a la política nacional en los dos grandes, gira en torno a su propio enriquecimiento, a mal-solucionar los problemas que provocan dentro de su propia estructura de partido y sobretodo, a rendir pleitesía al poder del dinero. Sus palabras y discursos son maquillajes de ocultas y aviesas intenciones, fuera de las ambiciones, necesidades de los ciudadanos y del propósito general de su acceso a la función pública. Y una de las peores consecuencias de todo ello, es que con su actitud, y en casos también su aptitud, manchan la iniciativa y vocación política y social de otros muchos, mayoría inclusive, de personas que quieren trabajar por el bien común.

Dentro de la ruleta del bipartidismo españistaní del #PPSOE, ahora le toca al paritdo socialista cumplir la función de oposición. El lado menos grotesco, descarado y en ocasiones avergonzado reclama ahora que sean los causantes de la crisis, de esta estafa general amparada por el neoliberalismo y el capitalismo más execrable, los que paguen las consecuencias, pues bien se habían beneficiado en su momento. Se oponen a la ola de recortes y deterioro de los servicios públicos, y de las libertades, derechos y deberes tanto civiles, como laborales, que neoliberalismo cocainómano y corrupto del #PartidoPutrefacto han emprendido con la aquidiscencia de la población, toda vez que tiene el mayor poder otorgado en unas urnas en #Españistan, en la pírrica historia democrática que tenemos. Se oponen ahora, y en ocasiones con susurros y cómplices silencios, porque en casi 8 años de gobierno central, ni pusieron remedio a los males que muchos veíamos (pinchazo controlado de la búrbuja inmobiliaria, regeneración democrática, Constitución 2.0, protección de los servicios básicos de los ciudadanos,...) ni muchos menos aplicaron la factura a las élites financieras, ya que aquel gobierno decidió como primicia socializar las pérdidas y dejar a salvo los privatizados beneficios que el capitalismo incontrolado, el TE-RRO-RRIS-MO financiero y capitalista había provocado. Es decir, Zapatero y su tropa que ahora ha heredado el PSOE completo el circulo de la estafa a gran escala a la que ellos llaman crisis. Pero cada vez más en la calle, llamamos Estafa.

Y no sólo estafa. Es más. Yo ya lo llamo Ideología. Sobretodo si los que mandan son el #PartidoPutrefacto. Una muestra de esa ideología, es cómo hoy, decidir con la pomposidad de una rueda de prensa demagógica y vomitiva que el 82% de los concejales de este país, no cobren. El lavado de cara esta hecho, y no tocamos las Diputaciones, principal foco de nepotismo y corrupción, a parte de ser un maravilloso lugar para encontrar acomodo a tantos "amigotes". ¿Por qué para reducir el déficit hay que empezar por hacérselas pagar a los de abajo esquilmándoles su sanidad y educación y no empezar por reformar las instituciones y reducir el número de puestos políticos inútiles y gravosos?

Quizás la consecuencia más desgarradora y deshumanizada de esta estafa a escala mundial y particularmente rancia e inmoral en #Españistan sea el drama de los desahucios. Mientras aumenta la visivilidad en los medios de los casos de suicidio de personas que ven su vida atormentada por una orden de desahucio (digo bien, ahora salen en los medios, pero desde 2009 el drama ha ido apareciendo y aumentando), llega una Iniciativa Legislativa Popular que pedía la Dación en Pago y el Alquiler Social para frenar la degradación en la vida de las personas, y por ende en toda la sociedad. Sin embargo la ideología dominante, el neoliberalismo, con sus banqueros y empresarios caciques y codiciosos, y con los políticos apegados a este sistema vejatorio, no dudan en mantener una ley hipotecaria practicamente del Cuaternario, en cuanto a derechos del hipotecado, la parte más débil, y asombrosa, y avergonzantemente, laxa y favorecedora en multitud de supuestos, para el "hipotecador", la parte más fuerte. La falta de humanidad de los bancos (ojo, no sólo Consejos, Presidentes y máximos directivos, sino también Directores de sucursal de barrio y de pueblo) en exigir esas ejecuciones y la de los políticos por permitirlos tiene que acabar. No se puede echar a la gente de su casa y encima exigir que la continuén pagándola. «En España, la hipoteca es un contrato privado, ajeno a la vivienda. Por eso, una vez entregada la propiedad, la deuda sigue pendiente», dicen los técnicos. Desde 2007 se han iniciado más de 400.000 procesos de ejecución hipotecaria. Se adelgazan lo salarios pero las hipotecas siguen lo mismo. Las políticas desarrollistas, fundadas en la especulación y el dinero, que excluyen el factor humano: la debilidad, la compasión, la justicia, la incertidumbre, no pueden llevar más que a la miseria. Y más aún, cuando la ideología neoliberal, impone socializar las pérdidas y privatizar los beneficios, las malas gestiones de los bancos se han solapado con dinero público (qué tan poco recaudamos en potencial, y tanto cuesta recaudar) con lo que aumento el Déficit Público, y que ahora para bajarlo, está saliendo de los servicios básicos: Educación, Sanidad, Servicios Sociales,... Justicia... todos ellos claves para poder definir a un estado como demócrata. Todo ello mientras la deuda privada sigue en aumento.

Algo muy parecido sucede con las Preferentes. La solución es tan fácil, tan lógica y tan justa que me avergüenza llamarme español teniendo esta realidad en mi conciencia. Se debe devolver el dinero a las personas estafadas (muchas en mayor parte hijos de la Dictadura, practicamente analfabetos, personas mayores ya jubiladas a los que han timado el dinero de toda una vida) y correr la acción de la justicia, para que los Gerentes de esos bancos y todos los que han aconsejado mal, y a sabiendas, a sus clientes acaben en la cárcel. Y no estaría mal que la restauración moral y los gastos de gestión, de investigación y costas judiciales, saliera de sus propiedades. Pero la vergüenza es mayor cuando te das cuenta de que muchos de esos bancos, son Cajas, en las que participan Partidos Políticos, diputaciones, patronal y también sindicatos mayoritarios.


La Financiación de los Partidos, con la burguesía democristiana en Catalunya o el #PPSOE dando vergüenza ajena, y dejando la #MarcaEspaña a la altura del betún. En cualquier lugar y mejor dicho, a cualquier persona "normal" la pillan robando y le obligan a devolver lo robado y acaba en la cárcel. El PSOE y el PP, siguiendo la doctrina de Maquiavelo, disculpan a Duran «porque es la única cuña que pueden mantener en Cataluña para defender el orden constitucional». Todo esto puede estar justificado desde la estrategia política, pero no creo que pueda defenderse desde la ética porque «los fines no justifican los medios». Algunos columnistas, olvidando que un error no se corrige con otro error, califican de visión política y capacidad de estrategia la falta de honestidad, la marrullería y los chanchullos de algunos políticos, y justifican los errores de unos con los errores de los otros.

En Españistan, la ley es la misma para todos pero su aplicación, no. Hasta el momento y salvo raras excepciones, los políticos corruptos ni devuelven el dinero ni van a la cárcel. La corrupción no es necesaria pero tal vez sea inevitable. A los políticos corruptos hay que sentarlos en el banquillo, hacerles devolver el dinero y encerrarlos en la cárcel, si procede, como a todo el mundo que comete un delito. Es más, yo propongo una Ley de Limpieza en las Administraciones Públicas: Si te pillan robando, no sólo va a desaparecer tu patrimonio; también lo hará el de tu familia hasta el segundo Grado de consaguiniedad. Seguro que el corrupto se lo piensas más.

La Corrupción sistémica y la irrupción a los medios del destape de los casos de corrupción, malversación, etc. que "nuestros representantes" realizan no siempre con nocturnidad, pero siempre, siempre con alevosía es continúa, bochornosa y un síntoma de la realidad de este estado fallido que aún hoy, casi 40 años después, mantiene los vicios de la Dictadura fascista y franquista, porque no se ha llevado una verdadera Transición a la Democracia, con sus juicios, depuraciones, limpiezas, etc.. La casi totalidad del pueblo español piensa que la casta política es corrupta y mediocre aunque admita que dentro hay gente honrada y brillante. Da la impresión de que a los políticos les preocupa poco el descrédito social en el que se arrastran. Su único síntoma de preocupación ante el abatimiento de los ciudadanos es que hoy una y mañana otra de las familias emprenda alguna campaña de imagen sin cambiar nada de su comportamiento.

El colectivo político actúa con los mismos mecanismos que la mafia. Tienen reglas inquebrantables, se defienden como una familia. Una familia ataca a otra o a un miembro de ella misma cuando vulnera las reglas que rigen el funcionamiento del grupo y pone en peligro la seguridad del resto de corruptos componentes y, sobre todo, el sistema que les permite llenar los bolsillos. A los políticos parece importarles poco o nada lo que los ciudadanos piensen siempre que éstos acudan a las urnas.

Decir que el pueblo tiene la oportunidad de castigar a los corruptos en las urnas es una falacia; los ciudadanos votan según su ideal. Por muy corrupto que sean los políticos de su partido no van a votar a otros a los que considera contrarios a sus ideales, encarnados en unas siglas. "La única manera sería deslegitimarlos con la abstención", oí decir. ¡Difícil!Y más cuando es notorio que la justicia, esta intervenida, no existe la división de poderes, puesto que esta secuestrado por el capital, y los políticos y grandes fortunas meten sus manos dentro para que la impunidad sea la tónica general.

Todo ello, sumado a las dificultades que pasa el ciudadano de a pie en su día a día, provocados por todos estos desmanes, y muchos otros, hacen que la desconfianza hacía la política sea enorme. Y no será fácil recuperarla.

Pero quizá en ese momento es cuando más cabe ser optimista y luchar. Vuelve a haber un cuestionamiento de la élite. Los trabajadores estamos percibiendo que la conservación de la prosperidad económica pasa por implicarse en la política, por tener ideología que represente nuestras inquietudes, valores y soluciones, por informarse, por implicarse un poco más. Pasa por saber qué cobran los representantes, qué hacen o qué se publica en los boes. Pasa por convertirse en ciudadanos.



No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros:

No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros I
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros II
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros III
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros V
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IX
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros X
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIX

jueves, 14 de febrero de 2013

No es lugar para enamorados

Será por el día que es... tan inevitablemente mediatizado, prostituido hasta en los telediarios por vete tu a saber que intereses económicos de El Corte Inglés... o será porque ya estoy vacunado con "el mejor sólo que mal acompañado", pero es casual, que sea hoy, justo hoy, cuando haya decidido escribir sobre esto. Mejor dicho, revisar y publicar sobre ideas y sensaciones que he venido sintiendo desde hace un tiempo.

¿Por qué pedir perdón? ¿Disculpas? ¿Por qué? ¿Para qué?... No entiendo, no comprendo, esa manía de justificarse ante todo, por todo. Ahora, pasado el tiempo, y sobrepasado el tiempo de reflexionar no me quedan más que recuerdos, y siempre he procurado y conseguido que sean los mejores, y la sensación, imborrable y orgullosa de haber hecho en cada momento lo que quería. Desde el primer momento, hasta el último. Todo un año moviéndome por lo que quería y creía único y trascendente. Y lo volvería a hacer. Es lo más grande, lo más importante en toda vida. No hay nada más genial que vivir con el sentimiento a flor de piel, palpable en cada mirada, certeza comprobada en cada una de mis palabras, escritas o pronunciadas, en aquellos días de mi vida. Cada decisión y cada paso dado con un destino, maerializando el sueño en cada atardecer y amanecer, cerca o lejos, en todos los kilómetros recorridos, en los besos dados, las caricias vistas y las miradas ardientes que evitaban cualquier desencanto ydecepción. Ser capaz de reconocerlo, admirarlo y mostrarlo orgulloso con el tiempo es una de las pocas cosas que me ha quedado.

Pero como se traduce por estas palabras, esta sensación, la memoria de esta bitácora, o el sino de los tiempos, todo acabo. Y hace mucho tiempo. Hoy soy un tio feliz, orgulloso de como soy y "como me lo he montado". Con sexo, amigos y amigas, experiencias vividas y por vivir. Recorrido hecho y por hacer. Con retos que atacar, con pequeños pasos a hacer y grandes cambios a provocar. No me hace falta ningún recuerdo presente que caliente lo muerto. Sobretodo si viene armado de falsa superioridad, para pecar con los mismos golpes, para sacar mi misma vehemencia, inalterable en el tiempo. Me reconozco feliz, ya en la treintena, mientras cambia mi mundo más cercano, asumiendo retos distintos, muchas veces los dictados por el sentido común, la tradición y el que dirán. Todavía no soy excluido, y lo más importante, no me siento alejado. Roto el tabú de días sin hablar con nadie, pero con el ser más importante que es uno mismo, algo que probe en aquellas horas de carretera, y que ahora recuerdo, como el principio del continuo conocimiento de uno mismo.

No me cierro puertas salvo la de tu recuerdo. No quiere decir que me olvide de lo que viví junto a ti, aunque la mayoría de las veces estuvieras a 800 km. Es que no habrá presente y futuro en ese pasado, puesto que con los errores se ha de aprender, no revivir, ni siquiera en memoria, sino más bien, coger lo bello, guardarlo con cariño y precisión relojera para que no tergiverse, y mirar cada día como el camino a recorrer.

Agradezco tu esfuerzo de aquellos últimos días. Comunicación forzada por el mundo feliz de Disney en el que todos son amigos. Y también, reconozco en ambos sentidos, sincero cariño.  Pero nada más. Sólo unos días de prueba, confirmando mi continúa idea, quizás autocumplida por mi mismo, pero que siempre he tenido clara. Y es que no hay más despedida que la del calor de un abrazo, unas bellas palabras y el ardor roto por una venganza.


Como se arranca el hierro de una herida
su amor de las entrañas me arranqué;
aunque sentí al hacerlo que la vida
¡me arrancaba con él!

Del altar que le alcé en el alma mía,
la voluntad su imagen arrojó;
y la luz de la fe que en ella ardía
ante el ara desierta se apagó.

Aún para combatir mi firme empeño
viene a mi mente su visión tenaz...
¡Cuánto podré dormir con ese sueño
en que acaba el soñar!

Gustavo Adolfo Bécquer

Esto lo escribí hace un par de años:

Un amor imposible es sólo un amor sin destino, y sin destino me encuentro.
Quisiera que al verme entendieras en secreto lo que me pasa por dentro.
Es un amor sin patria, desterrado, por siempre forzosamente abandonado.
Es el encuentro del desencuentro, el choque entre cariños a trasmano.

Si pudiera escoger entre amarte o no haberte conocido, fácil la respuesta
Lo que siento es el vacío del silencio hecho carne y vida por una orquesta
No es nueva la soledad, sólo que se ha manifestado terriblemente cruenta
Un gigante frente al cual no tengo armas, un torrente destructor sin represa

Y no tener a nadie a quien contarle esto, me deja más solo aún en mi sino
Silencio, secrecía, el amor en una caja escondida con extrema celosía
Y para no herir a nadie, me hiere a mí, me cercena la guadaña del destino
De un amor encadenado, desprovisto de alas, sin futuro ni medio camino

Que ha de permanecer a las sombras como un encarcelado, un fugitivo

Las canciones y todo me recuerda a tí;
no te puedo arrancar de mi pensamiento;
te traigo metida hasta el alma,
y si llegara a sufrir por tu amor,
no te culpes que nunca pediste amarme

Me fui alejandome de tu destino, pues bien sabia que no eres mia,
que solo fue una fantasia que pudo más conmigo que contigo;
ahora ya estoy lejos en distancia, pero mi corazón aun te siente cerca;
imagina cada cosa, cada sonrisa que regalas al día...

Mientras que yo estoy muy lejos de tu destino...
Esperando sanar la herida que no habia imaginado causaria a mi corazón...
Solo vivo porque sé que eres feliz, tan feliz como los dos fuimos algun día...
Te quiero pero no dejaré morir a mi corazón por esa herida...

Ayer te dije adios, Y ahora siento que todo acabó;
Tuve miedo al amor y te aleje de mi,
Y si de consuelo te sirve, Me duele,
Cada dia pienso en ti, En todas partes esta tu nombre,
Y me siento a morir, ¿Pero cómo pedir perdon?,

Creo que te mereces a alguien mejor,
Aunque yo tenga que sufrir...


Ángel Domínguez

viernes, 1 de febrero de 2013

Fiesta Privada II

Imagen prestada desde el Twitter de @menorcaparaiso

Continuación de Fiesta Privada...

#Españistan se hunde. Se hunde porque la burbuja política ha explotado. Hay que meditar seriamente si no ha llegado el momento de derribarla y reconstruirla, o incluso dejar que desaparezca. Porque ya no sirve. Con un billón de euros de deuda imposibles de pagar, con un estado autonómico en quiebra, con una unidad cuestionada, con una monarquía deslegitimizada, apartada de la sociedad y hundida en la corrupción y la amoralidad; unos Parlamentos, autonómicos, nacional o Senado, despreciados, con una corrupción generalizada y deseada por un partido y por muchos integrantes del otro que forma la pinza bipartidista; una justicia arbitraria, una legislación penal abusiva, vengativa y en aumento (¡28 reformas del Código Penal desde 1995!), unos bancos guaridas de ladrones y sin vergüenzas, unos ay-untamientos esquilmadores, una cultura caricatura, una televisión ciénaga, una soberanía humillada, un récord mundial de paro, sin perspectivas de remedio, una religión mentirosa, acongojante y dominadora, una educación vergonzante y vergonzosa, unas tradiciones de barbarie, un país sin misericordia ni solidaridad ni siquiera caridad, siempre a la cola de la ciencia, falsificador de la Historia, de inquisiciones y cadenas renovadas y queridas, policía de hierro, fabricante y vendedor de armas, país de mendigos y poderosos, de hipotecados y desahuciados, de defraudadores natos y desarrollados, de fortunas evadidas a ignotos paraísos, de expresiones groseras y soeces, de calumnias, injurias e insidias, de medios de comunicación serviles usuales del decir y desdecirse, de Constitución incumplida y obsoleta, de democracia negada y violada, de envidias y rencores, juguete del viento de Europa, de chapuzas y fraude, de cárceles en las que no están los que deben estar, de chivatos, de torturadores, de indultadores, de memorias históricas nunca saldadas, de viejos indefensos, de cuarentones y cincuentones sin futuro, de familias desquiciadas, de canis y pijos, llena de automóviles alemanes, de teléfonos móviles que solo hablan con el vacío y la soledad, de maletas con ruedas hacia no se sabe dónde, de enchufados, de recomendaciones vigentes y no disimulados nepotismos, de modernos caciques, de jurados ominosos, un país de una injusticia social sangrante...

Es evidente que Bárcenas está jugando con sus antiguos amigos, aliados y compañeros de delicuencia. Juega con el #PartidoPutrefacto para ganar el tiempo necesario, por medio este chantaje, para librarse de la cárcel y conservar gran parte de las ventajas y la pasta que ha esquilmado a los españoles, perdón, españistaníes. Seguirán saliendo sorpresas, como es evidente y esperable, y antes de que los miembros del #PartidoPutrefacto las confirmen con vergüenza, las rehusarán, pondrán recursos en tribunales comprados y partidistas. Un tiempo y unos recursos que #Españistan no se puede permitir perder.

Rajoy como viene siendo habitual en su carrera política, no habla. Su táctica de la avestruz, seguro que fumando un puro y viendo el fútbol, dejando que se pudran las cosas o se olviden. Ha sido siempre su táctica. No sabe otra. Es el momento de dar la cara, no mentir, ser valiente y admitir los errores y por lo menos tener la suficinete echura política como para sacar del país del atolladero que enfanga su manida #MarcaEspaña y ponerlo para que los ciudadanos cojamnos el testigo y construyamos un sitio mejor donde vivir. Pero sé que no lo va a hacer.

Preguntas relevantes que se irán desvelando poco a poco y que deberían ser contestadas por el propio #PartidoPutrefacto antes de que lo haga Bárcenas, algún medio de comunicación, algún espía de dentro del partido o el juez Ruz (por cierto, que vaya agarrándose al sillón este buen juez porque se lo querrán quitar de en en medio, basta ver lo que pasó con Baltasar Garzón, a quien ahora deberían pedir perdón estos corruptos y volverle a habilitar como juez de la Audiencia Nacional):
  • ¿De dónde salieron los 22 millones que Bárcenas tenía en Suiza?
  • ¿A cambio de qué dieron esas empresas que aparecen en los papeles de Bárcenas, tanto dinero al #PartidoPutrefacto?
  • ¿Se ha declarado el dinero que percibieron Rajoy y Cía a la Hacienda Pública?
Evidentemente muchos ya percibimos, intuímos y hasta sabemos las respuestas. Y no de ahora, sino desde hace mucho tiempo. Que algo estaba podrido en el #PartidoPutrefacto y por ende en la democracia españistaní era algo sabido y cuasi probado.


En este caso particular, del #PartidoPutrefacto, se trata de una financiación irregular del partido (donde la trama Gürtel es sólo una parte), que recibía regalitos sabrosos de empresas a cambio de jugosos contratos. Y difícilmente pueden haberse declarado porque hubieran incurrido en dos delitos previstos en la antigua ley de financiación de los partidos políticos. Uno que muchas de ellas pasaban del tope de los 10 millones de pesetas al año o 60.000 euros, y que para poder donar fondos a un partido no deberían trabajar con empresas o entes públicos, lo que, según El País, hacían el 70% de esas empresas.

Y no nos olvidamos del cuando menos arcaico y atrasado sistema de contabilidad que el #PartidoPutrefacto con Bárcenas como contable ha llevado a cabo todos estos años para distribuir tan sádica, pueril, inmoral y corrupta riqueza. Fuera de la contabilidad oficial (y por supuesto de Hacienda) y escritos a mano en cuadernos la relación de pagos, fechas y nombres no sólo sompromete a todo el #PartidoPutrefacto, a muchos de sus seguidores y militantes, sino a toda su cupula, tanto nacional como las diferentes autonómicas, sino que encima evidencian que España y su sociedad, tienen un problema con la corrupción gravísimo heredero directo de una impúdica Transición que salvo tanto las ganancias como los modos de la oligarquía que con la dictadura nació, crecio y se enriqueció. El trapicheo de sobres (cuentan que aquí en un bar de Sta. Marta de Tormes, encontraron un sobre con 20.000€ en la mesa que estuvieron ocupando minutos antes los miembros del #PartidoPutrefacto por estas tierras) ha sido un secreto, más o menos aireado y del que siempre hemos sospechado. Que la justicia, y también el periodismo, por el bien de la ciudadanía vayan desglosando los nombres de beneficiarios al final de la red mafiosa del #PartidoPutrefacto es tan importante como saber, quienes fueron (constructores, Mercadona,...) los que a través de donaciones, fundaciones, testaferros o maletines inflaron la contabilidad B del #PartidoPutrefacto y los motivos que les movieron a ello, como también conocer cuales fueron los beneficios que consiguieron.

Si a todo esto le sumamos que el propio Bárcenas y toda la "Caja B" del #PartidoPutrefacto se ha beneficiado de una Ley de Amnistía hecha ex profeso por el propio Gobierno del #PartidoPutrefacto para limpiar estas cuitas y poner al día a un precio ridículo para sus arcas, enorme y tenebroso para la credibilidad de nuestro país, todo el caudal de dinero negro que fueron manejando, hace crecer la indecencia y la indignación y que además, como es lógico y natural en el orden de un país democrático, absolutamente deslegitimiza a este Gobierno para cualquier paso que dé, y que no sea la inmediata dimisión y convocatoria de elecciones generales.

Dicen que los del 15M y la gente que nos estamos movilizando en nuestros barrios y pueblos por una Revolución y una Democracia RealYa, por construir un lugar donde la justicia social y la moralidad no sean químeras somos delincuentes. Lo dice la delegada de Gobierno de Madrid que tiene en paradero desconocido a su marido, pringado en la Gürtel y acusado de evasión fiscal. Señora Cifuentes no hace falta ya que mire al hueco dejado en su almohada para saber lo que es un delincuente. Ahora puede ver su carnet de partido y reonocer lo que es una mafia, una organización delictiva, con ánimo de lucro. El #PartidoPutrefacto.

Antes de que todo este escándalo, que repito, muchos ya sabíamos y sospechábamos saliera a la luz, desde multitud de canales de la izquierda, y yo mismo hemos abogado por un referéndum que preguntará al pueblo sobre la suerte de recortes, tasas, copagos, repagos, injusticias, amoralidades y promesas inclumplidas en este poco más de un año de Gobierno del #PartidoPutrefacto. Sería lo suyo, si de verdad "os sorprendió la realidad" como afirmaron con tanta chabacanería, soberbía y chulería propia de matón de parvulario, crecidos por una mayoría absoluta, real en el parlamento, pero que ni sumando el #PPSOE corresponde a la realidad social de este país. Pero ya esto ha cambiado. Si todo esto se confirma judicialmente, aunque ya sabemos que es verdad (desde hace mucho tiempo era evidente lo podrido de este partido), no hay mayoria absoluta que pueda sostener un Gobierno mentiroso, cobarde con el poderoso y despiadado con los pobres y humildes, soberbio, ultraconservador católico, talibán y clasista, si además le añadimos con hechos demostrables corrupto.

Mantenerse en el poder cuando se esta probando que le respalda un partido que se ha financiado, desde sus orígienes, de forma ilegal, con una cuenta paralela y ennegrecida, y en el que además, el propio presidente esta implicado en la recepción de sobres de dudosa procedencia y que nunca fueron documentados al fisco, es un suicidio que quizás Mariano Rajoy, como miembro de un clan de registradores de la propiedad, o el #PartidoPutrefacto con sus redes clienterales y su caciquismo se puedan permitir. Pero nosotros, la gente honesta, honrada que lucha por salir adelante y construir un mundo mejor donde vivir no podemos permitirnoslo. #Españistan no puede permitirselo.

La única salida posible es la dimisión de Rajoy y del Gobierno en pleno. Disolución de las cortes. Todo ello repetido donde se este demostrando que tal algarabía de dinero negro movió redes clientelares y caciquiles (Castilla La Mancha, Madrid, Valencia, Galicia, Cataluña, Baleares, probablemente Castilla y León, quizás hasta la Andalucía socialista... multitud de ay-untamientos). Convocatoria de elecciones para unas cortes constituyentes llenas de ciudadanos que sean capaces sin presiones ni interjerencias externas, católicas, militares y oligárquicas que redacten una Constitución nueva, más social, justa, libertaria e igualitaria, para una Democracia plena de Siglo XXI.

Es la única manera de que este país recupere la confianza exterior (que tanto han aclamado en estos últimos años desde el #PartidoPutrefacto) y sobretodo la de los ciudadanos, que somos los que tenemos que vivir aquí, en #Españistan. Es la hora de una transición real, no sólo económica que nos haga huir del capitalismo consumista depredador, amoral y antihumano y antinatural, sino también una transición social y democrática capaz de reconocer y recoger la sociedad que somos ahora.


Para agilizarlo todo, Id firmando.