viernes, 15 de febrero de 2013

No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XX

Pórtada de la Revista El Jueves, 13 de febrero de 2013


Se abre el telón y aparecen, en un mismo escenario: el ex presidente de Bankia firmando su propia indemnización; dirigentes de la Caja Castilla La Mancha, de la CAM y de Banco de Valencia revisando extractos bancarios para comprobar si han cobrado sus respectivos finiquitos; consejeros de ex Cajas de Ahorro hoy convertidas en banco añadiendo ceros a la derecha de diversas cantidades; concejales de urbanismo estrechando manos de promotores mientras con la otra mano se guardan un abultado sobre en el bolsillo; los mismos concejales y otros cuantos más aprobando en plenos municipales nuevos barrios para duplicar o triplicar la población local, urbanizaciones sobre la arena de las playas, campos de golf en zonas resecas, palacios de congresos, auditorios y puentes colgantes de renombrados arquitectos; concejales tránsfugas cambiando de sillón y de voto; presidentes de Diputación inaugurando aeropuertos sin aviones, autovías sin tráfico y museos sin contenido; presidentes y consejeros autonómicos firmando falsos ERE, fraccionando contratos para no sacarlos a concurso, entregando hospitales públicos a empresas constructoras, haciéndose trajes a medida, hablando por teléfono con amiguitos del alma, poniendo primeras piedras de parques temáticos, velódromos, ciudades de las artes, ciudades de la justicia, ciudades de la luz, ciudades de la ciencia, ciudades de la hostia; Candidaturas a las olimpiadas; dirigentes tan defensores de la familia que contratan a la propia hasta varios grados de consanguinidad; directores generales cargando copas, putas y coca al presupuesto; consejos de ministros firmando indultos a banqueros y aprobando amnistías fiscales; bancos perdonando deudas a partidos; gobernantes incrementando su patrimonio a ritmo exponencial; tesoreros firmando contratos fantasma para financiar el partido; empresarios ofreciendo sobornos para conseguir contratos públicos; concejales exigiendo sobornos a empresarios para otorgarles contratos públicos; diputados votando en bloque para impedir comisiones de investigación y comparecencias; empresas privatizadas y entregadas a compañeros de pupitre; palcos futbolísticos donde se cierran negocios; un presidente de la patronal quebrando empresas, dejando agujeros millonarios y a cientos de trabajadores en la calle; grandes fortunas haciendo la declaración de la renta y saliéndole a devolver; aviones con destino a paraísos fiscales que despegan con dificultad por lo cargadas que llevan las bodegas; noventa y nueve mariachis cantando corridos en la junta general de una Sicav; obispos marcando la X en la casilla de la declaración de la renta; obispos disfrutando vacaciones eternas en el paraíso fiscal español; un presidente del Tribunal Supremo cenando de lujo con su amigo en Marbella; el yerno del rey, la hija del rey, el rey; Don Vito saliendo de la cárcel; Jaume Matas usando la escobilla… el líder de la oposición diciendo que "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" y subiéndose el sueldo; ese partido con una contabilidad B, afincada en un paraíso fiscal, y distribuida en sobres por todos los jerifantes, tanto nacioniales, como de provincias,...

¿Cómo se llama la película?

¿ Crisis? Frío, frío. ¿ Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades? Frío, mucho frío, helado. ¿ Burbuja? Frío, frío, seguimos lejos. ¿ Estafa? Templado, templado. ¿ Robo? Calentito, calentito. ¿ Corrupción? Caliente, muy caliente. ¿ Corrupción masiva? Cada vez más caliente, a punto de quemarte. ¿ Corrupción sistémica? Cuidado, cuidado, que te quemas…


La Corrupción. Síntoma de un Estado Fallido

Arden las calles. Las manifestaciones y los manifestantes, descontentos, indignados y ya cabreados,  se mulitplican. Para protestar contra las condiciones laborales, las injusticias (o mejor dicho la falta de Justicia) o por la superviviencia del sistema del bienestar. Sin embargo, el Parlamento, el Senado, Comunidades Autónomas, diputaciones y ay-untamientos se mantienen sordos, alejados a la realidad ciudadana españistaní. El pensamiento de los políticos, sobretodo los que dan el salto a la política nacional en los dos grandes, gira en torno a su propio enriquecimiento, a mal-solucionar los problemas que provocan dentro de su propia estructura de partido y sobretodo, a rendir pleitesía al poder del dinero. Sus palabras y discursos son maquillajes de ocultas y aviesas intenciones, fuera de las ambiciones, necesidades de los ciudadanos y del propósito general de su acceso a la función pública. Y una de las peores consecuencias de todo ello, es que con su actitud, y en casos también su aptitud, manchan la iniciativa y vocación política y social de otros muchos, mayoría inclusive, de personas que quieren trabajar por el bien común.

Dentro de la ruleta del bipartidismo españistaní del #PPSOE, ahora le toca al paritdo socialista cumplir la función de oposición. El lado menos grotesco, descarado y en ocasiones avergonzado reclama ahora que sean los causantes de la crisis, de esta estafa general amparada por el neoliberalismo y el capitalismo más execrable, los que paguen las consecuencias, pues bien se habían beneficiado en su momento. Se oponen a la ola de recortes y deterioro de los servicios públicos, y de las libertades, derechos y deberes tanto civiles, como laborales, que neoliberalismo cocainómano y corrupto del #PartidoPutrefacto han emprendido con la aquidiscencia de la población, toda vez que tiene el mayor poder otorgado en unas urnas en #Españistan, en la pírrica historia democrática que tenemos. Se oponen ahora, y en ocasiones con susurros y cómplices silencios, porque en casi 8 años de gobierno central, ni pusieron remedio a los males que muchos veíamos (pinchazo controlado de la búrbuja inmobiliaria, regeneración democrática, Constitución 2.0, protección de los servicios básicos de los ciudadanos,...) ni muchos menos aplicaron la factura a las élites financieras, ya que aquel gobierno decidió como primicia socializar las pérdidas y dejar a salvo los privatizados beneficios que el capitalismo incontrolado, el TE-RRO-RRIS-MO financiero y capitalista había provocado. Es decir, Zapatero y su tropa que ahora ha heredado el PSOE completo el circulo de la estafa a gran escala a la que ellos llaman crisis. Pero cada vez más en la calle, llamamos Estafa.

Y no sólo estafa. Es más. Yo ya lo llamo Ideología. Sobretodo si los que mandan son el #PartidoPutrefacto. Una muestra de esa ideología, es cómo hoy, decidir con la pomposidad de una rueda de prensa demagógica y vomitiva que el 82% de los concejales de este país, no cobren. El lavado de cara esta hecho, y no tocamos las Diputaciones, principal foco de nepotismo y corrupción, a parte de ser un maravilloso lugar para encontrar acomodo a tantos "amigotes". ¿Por qué para reducir el déficit hay que empezar por hacérselas pagar a los de abajo esquilmándoles su sanidad y educación y no empezar por reformar las instituciones y reducir el número de puestos políticos inútiles y gravosos?

Quizás la consecuencia más desgarradora y deshumanizada de esta estafa a escala mundial y particularmente rancia e inmoral en #Españistan sea el drama de los desahucios. Mientras aumenta la visivilidad en los medios de los casos de suicidio de personas que ven su vida atormentada por una orden de desahucio (digo bien, ahora salen en los medios, pero desde 2009 el drama ha ido apareciendo y aumentando), llega una Iniciativa Legislativa Popular que pedía la Dación en Pago y el Alquiler Social para frenar la degradación en la vida de las personas, y por ende en toda la sociedad. Sin embargo la ideología dominante, el neoliberalismo, con sus banqueros y empresarios caciques y codiciosos, y con los políticos apegados a este sistema vejatorio, no dudan en mantener una ley hipotecaria practicamente del Cuaternario, en cuanto a derechos del hipotecado, la parte más débil, y asombrosa, y avergonzantemente, laxa y favorecedora en multitud de supuestos, para el "hipotecador", la parte más fuerte. La falta de humanidad de los bancos (ojo, no sólo Consejos, Presidentes y máximos directivos, sino también Directores de sucursal de barrio y de pueblo) en exigir esas ejecuciones y la de los políticos por permitirlos tiene que acabar. No se puede echar a la gente de su casa y encima exigir que la continuén pagándola. «En España, la hipoteca es un contrato privado, ajeno a la vivienda. Por eso, una vez entregada la propiedad, la deuda sigue pendiente», dicen los técnicos. Desde 2007 se han iniciado más de 400.000 procesos de ejecución hipotecaria. Se adelgazan lo salarios pero las hipotecas siguen lo mismo. Las políticas desarrollistas, fundadas en la especulación y el dinero, que excluyen el factor humano: la debilidad, la compasión, la justicia, la incertidumbre, no pueden llevar más que a la miseria. Y más aún, cuando la ideología neoliberal, impone socializar las pérdidas y privatizar los beneficios, las malas gestiones de los bancos se han solapado con dinero público (qué tan poco recaudamos en potencial, y tanto cuesta recaudar) con lo que aumento el Déficit Público, y que ahora para bajarlo, está saliendo de los servicios básicos: Educación, Sanidad, Servicios Sociales,... Justicia... todos ellos claves para poder definir a un estado como demócrata. Todo ello mientras la deuda privada sigue en aumento.

Algo muy parecido sucede con las Preferentes. La solución es tan fácil, tan lógica y tan justa que me avergüenza llamarme español teniendo esta realidad en mi conciencia. Se debe devolver el dinero a las personas estafadas (muchas en mayor parte hijos de la Dictadura, practicamente analfabetos, personas mayores ya jubiladas a los que han timado el dinero de toda una vida) y correr la acción de la justicia, para que los Gerentes de esos bancos y todos los que han aconsejado mal, y a sabiendas, a sus clientes acaben en la cárcel. Y no estaría mal que la restauración moral y los gastos de gestión, de investigación y costas judiciales, saliera de sus propiedades. Pero la vergüenza es mayor cuando te das cuenta de que muchos de esos bancos, son Cajas, en las que participan Partidos Políticos, diputaciones, patronal y también sindicatos mayoritarios.


La Financiación de los Partidos, con la burguesía democristiana en Catalunya o el #PPSOE dando vergüenza ajena, y dejando la #MarcaEspaña a la altura del betún. En cualquier lugar y mejor dicho, a cualquier persona "normal" la pillan robando y le obligan a devolver lo robado y acaba en la cárcel. El PSOE y el PP, siguiendo la doctrina de Maquiavelo, disculpan a Duran «porque es la única cuña que pueden mantener en Cataluña para defender el orden constitucional». Todo esto puede estar justificado desde la estrategia política, pero no creo que pueda defenderse desde la ética porque «los fines no justifican los medios». Algunos columnistas, olvidando que un error no se corrige con otro error, califican de visión política y capacidad de estrategia la falta de honestidad, la marrullería y los chanchullos de algunos políticos, y justifican los errores de unos con los errores de los otros.

En Españistan, la ley es la misma para todos pero su aplicación, no. Hasta el momento y salvo raras excepciones, los políticos corruptos ni devuelven el dinero ni van a la cárcel. La corrupción no es necesaria pero tal vez sea inevitable. A los políticos corruptos hay que sentarlos en el banquillo, hacerles devolver el dinero y encerrarlos en la cárcel, si procede, como a todo el mundo que comete un delito. Es más, yo propongo una Ley de Limpieza en las Administraciones Públicas: Si te pillan robando, no sólo va a desaparecer tu patrimonio; también lo hará el de tu familia hasta el segundo Grado de consaguiniedad. Seguro que el corrupto se lo piensas más.

La Corrupción sistémica y la irrupción a los medios del destape de los casos de corrupción, malversación, etc. que "nuestros representantes" realizan no siempre con nocturnidad, pero siempre, siempre con alevosía es continúa, bochornosa y un síntoma de la realidad de este estado fallido que aún hoy, casi 40 años después, mantiene los vicios de la Dictadura fascista y franquista, porque no se ha llevado una verdadera Transición a la Democracia, con sus juicios, depuraciones, limpiezas, etc.. La casi totalidad del pueblo español piensa que la casta política es corrupta y mediocre aunque admita que dentro hay gente honrada y brillante. Da la impresión de que a los políticos les preocupa poco el descrédito social en el que se arrastran. Su único síntoma de preocupación ante el abatimiento de los ciudadanos es que hoy una y mañana otra de las familias emprenda alguna campaña de imagen sin cambiar nada de su comportamiento.

El colectivo político actúa con los mismos mecanismos que la mafia. Tienen reglas inquebrantables, se defienden como una familia. Una familia ataca a otra o a un miembro de ella misma cuando vulnera las reglas que rigen el funcionamiento del grupo y pone en peligro la seguridad del resto de corruptos componentes y, sobre todo, el sistema que les permite llenar los bolsillos. A los políticos parece importarles poco o nada lo que los ciudadanos piensen siempre que éstos acudan a las urnas.

Decir que el pueblo tiene la oportunidad de castigar a los corruptos en las urnas es una falacia; los ciudadanos votan según su ideal. Por muy corrupto que sean los políticos de su partido no van a votar a otros a los que considera contrarios a sus ideales, encarnados en unas siglas. "La única manera sería deslegitimarlos con la abstención", oí decir. ¡Difícil!Y más cuando es notorio que la justicia, esta intervenida, no existe la división de poderes, puesto que esta secuestrado por el capital, y los políticos y grandes fortunas meten sus manos dentro para que la impunidad sea la tónica general.

Todo ello, sumado a las dificultades que pasa el ciudadano de a pie en su día a día, provocados por todos estos desmanes, y muchos otros, hacen que la desconfianza hacía la política sea enorme. Y no será fácil recuperarla.

Pero quizá en ese momento es cuando más cabe ser optimista y luchar. Vuelve a haber un cuestionamiento de la élite. Los trabajadores estamos percibiendo que la conservación de la prosperidad económica pasa por implicarse en la política, por tener ideología que represente nuestras inquietudes, valores y soluciones, por informarse, por implicarse un poco más. Pasa por saber qué cobran los representantes, qué hacen o qué se publica en los boes. Pasa por convertirse en ciudadanos.



No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros:

No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros I
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros II
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros III
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros V
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros VIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros IX
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros X
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XV
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVI
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XVIII
No somos mercancía en las manos de políticos y banqueros XIX

No hay comentarios:

Publicar un comentario