martes, 25 de mayo de 2010

Medidas que hubieran evitado los recortes


1. Limitar por ley los sueldos de alcaldes, concejales, diputados autonómicos, etc..

2. Limitar por ley los gastos en compra de vehículos, dispositivos electrónicos, consumo de telefonía móvil, etc…

3. Limitar por ley las dietas y gastos superfluos de los políticos locales, autonómicos, nacionales y eurodiputados.

4. Limitar por ley la cantidad máxima de ministerios, ministros, concejales, concejalías, consejeros y consejerías que pueden tener las administraciones.

5. Limitar por ley la cantidad de altos cargos y puestos a dedo que puede tener una administración, local, autonómica o nacional y por supuesto sus sueldos.

6. Regular las contrataciones que se hacen desde todas las administraciones a fin de crear más transparencia y ahorrar costes en los despilfarros. Aumentar por ley las sanciones y las penas por corrupción.

7. Exigir a las administraciones que compartan sus recursos y desarrollos.

8. Obligar por ley al uso de tecnologías de Software libre a todas las administraciones.

9. Cambiar el modelo de presupuestos actual en todas las administraciones donde se prima gastarse todo el dinero de una partida antes que su ahorro. “Si no me lo gasto todo el año que viene me recortan el presupuesto” y así nos va.

10. Crear un impuesto para todos aquellos que han generado esta crísis (empezando por los Bancos) que quedará como fondo de ayuda para la siguiente.

11. Retoque del gasto militar. Mejor gestión de los recursos de los ejércitos y de las misiones de "paz".

12. Anulación del presupuesto a la monarquia. Y no me vale eso de que gasta menos que los presidentes de república de otros países del entorno. Por qué aqui mantenemos a una cincuentena de borbones.

13. Medidas anti-corrupción con un código civil, moral y penal claro y conciso: Expropiación de todos los bienes de la familia del cargo o cargos corruptos hasta primer grado de consanguinidad o de afinidad (esta sería una medida de higiene pública, una especie de vacuna y tratamiento pre-corruptos). Todo ello con una nueva administración de la justicia, de pleno siglo XXI, que sea rápida, eficiente y no de pávulo a tanto recurso y a tanta denuncia mediática.

14. Supresión total de ayudas a la iglesia. Sobretodo si esas ayudas van a parar a visitas papales, actos litúrgicos pseudo-políticos y a la promoción y ayuda para intereses económicos e inmuebles de la jerarquía católica.

15. Devolución de todas las ayudas y créditos que se han concedido a los bancos ante la crisis en la que se ha vuelto a poner de manifiesto aquella frase del capitalismo más recalcitrante: "Los beneficios son nuestros, las pérdidas de todos".

16. Democracia más participativa. Una única cámara. Un sistema electoral representativo y representante que abogue por la participación, el voto real y huya del bipartidismo y de los nacionalismos excluyentes que hipotecan las políticas del resto del país.

17. Verdadera vivienda pública: No comercializar con la vivienda, ni con la laimentación. Bienes con precios intervenidos por el Estado en el que se permita tanto la ganancia del productor, como la del consumidor sin tener que estar estos sometidos a la dictadura del intermediario.

18. Educación y sanidad totalmente públicas y a todos los niveles.

19. Promoción real y clara del transporte público, tanto local, como interurbano, interprovincial o internacional. Cuidando de nuestras carreteras y vías de comunicación, asi como de medios con el tren, no cediendo exclusivamente al impacto del AVE y manteniendo las líneas "tradicionales".

20. Fiscalidad proporcional: Tanto tienes, tanto pagas, con especial cuidado de las clases bajas, sus condiciones de vida y control absoluto y tajante del dinero negro, las cajas "B" y el fraude fiscal.

21. Desobedecer al FMI y a todas esas agencias de carácter tanto público, como privado que tanto se jactan de recomendar y promover medidas y resoluciones ante la crisis, de la cual fueron meros y satisfechos espectadores, puesto que no la anticiparon y juraría que les pilló sentados viendo la televisión en su enorme sofá con un cuenco de palomitas apoyado en su abultado vientre...

...
Podemos continuar... quién propone más ¿?

En cambio tenemos gastos supérfluos y leyes a prisa y corriendo redactadas ad-hoc con la única excusa de maximizar los ingresos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario