miércoles, 18 de junio de 2008

A favor del horror


Esta es la Europa que queremos. La que nos promueve la jornada salarial de 65 horas (petición de un "euro-diputado" socialista checo). La que iguala a los inmigrantes con los delincuentes y aplaude al delincuente de Berlusconi. La Europa a favor del alza del petroleo en contra de las políticas de ahorro energético y energías renovables. La Europa que con sus ayudas al sector agrícola y ganadero, primero mino las posibilidades del sector primario en el tercer mundo y ahora se niega a aplicar políticas intervencionistas que bajen los precios en los productos básicos. La Europa de la Sanidad y la educación privadas. La Europa de la Universidad deteriorada y prohibitiva. Esta es la Europa que nos ofrecen. La que quieren ellos, todos los neo-con, socialistas y conservadores, liberales, adalides del libertinaje y la acumulación del capital, ya sea por medio de la corrupción más salvaje o a través de esos "gangsters blancos", políticos "legales" que oprimen al planeta y a su población con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida planetario, como es el capitalismo.

Ahora que una vez implantado el Euro, el dinero negro casi ha desaparecido. Ahora que por fin se hace caso a las ONGs y se empiezan a eliminar los aranceles al producto exterior y las ayudas al agricultor y ganadero del primer mundo (o más bien giran hacia el Este). En este momento en el que la construcción pierde fuelle y la industria se agarra a cualquier cosa para salvar sus magnificencias presupuestarias a costa de los riñones del obrero. Y he aquí que sobran trabajadores, crecen los parados y ahí que aliviantar la carga. Pero claro no vamos a arriesgar las prevendas de los que nos votan, cotizan y consumen. No. Vamos ha pisotear 75 años de derechos humanos; vamos a pervertir la legalidad. Unámonos con los grupos racistas, fascistas, neo-nazis y hagamos que todos esos rumanos, ecuatorianos, senegales, marroquíes, chinos, colombianos,... salgan de nuestras cristianas tierras. Ya no nos sirven. No les podemos explotar por cuatro duros. Ahora lo mejor para que no vengan es tratarlos como terroristas. Criminales. Crecer y expandir esos "parques temáticos" de la vergüenza y el odio como Guantanamo. Y en esa alianza entre partidos se quedaron por el camino las enmiendas y las repobraciones y solo los ecologistas y la izquierda europea (muy minoritaria en la euro-cámara) mostró su rechazo que también lo es de la gran mayoría del electorado del partido socialista europeo.. En esta farsa, participaron los eurodiputados españoles, lo cual, por parte socialista no se entiende: Si haces una regularización masiva para sacar de la clandestinidad a un millón y medio de inmigrantes, porque apruebas esto ahora. ¿Te has hecho más conservador con el segundo mandato? ¿Buscas la mayoría absoluta? ¿Buscas y encuentras el centro?

Más cárceles, centros de internamiento, billetes de avión para extradicciones. Nos vamos a quedar sin esos tenderos chinos de las 24 horas. Van a desaparecer esas mujeres del Este Europa que hacen la fresa. Adiós a los sudamericanos, pakistaníes y africanos del golfo de Guinea que nos construyen las casas. Si esos que ves en las obras sin casco, chaleco, botas o arnés. Da igual si se matan no son españoles o europeos de pro. Qué va a ser de los prostíbulos y los Gines de barrio que no podrán frotarse con una macizorra del Este de Europa por 40 euros. ¿Desaparecerán los bazares de las gentes del Magreb?. Tiene que ser así, es la ley de la oferta y la demanda. Y como ahora no hay oferta y demanda de mano de obra barata, a tomar por culo.

Planes de retorno con ayudas incentivadas en España. Los rumanos saliendo en carri-coche de sus poblados chabolistas en Italia. Sarkozy persiguiendo negros en los suburbios franceses a la espera de que la Bruni saque su disco a razón de 20 euros. Toma de huellas, estudios genéticos y antropométricos en los aeropuertos para las gentes que llegan de fuera de la Unión.


Ya sé que es esa Unión Europea
. Tenía nociones de su carácter estrictamente económico (su fundación como grupo de poder en la industria del acero frente al gigante norte-americano allá por los años 50). De tratados utópicos y bien-intencionados como Roma, a la cruda realidad de Maastricht. Disfraces de Scheglen. Impuestos abusivos a lo foráneo para defender lo propio. Tarifas únicas. Las grandes empresas y fabricas beneficiarias; los pequeños productores y los consumidores estafados (ahora se dan cuenta). La Constitución de hace 3 años, si esa que Zapatero se empeño que votásemos los primeros, y todos aquellos engañados por el bipartidismo y sus promesas de Construir Europa apoyaron. Pues esto es Europa. Los franceses y holandeses nos abrieron los ojos y los rapaces de la libertad reescribieron el guión. El Tratado de Lisboa tenía que ser aprobado en cada país (resquicios constitucionales). En todos se apoyará en las Cámaras por la lucha conservadores vs. social-democracia que hay en Europa; pero en Irlanda, su Constitución les daba el derecho al referendum sobre cualquier consulta de carácter general. Y aquí la respuesta de los irlandeses y de muchos de los Europeos: NO. No a esta Europa capitalista, depredadora, de los ricos muy ricos y los muy pobres. No a esta Europa que se acerca a la gerontocracia, la Iglesia, Guantanamo y se aleja de Africa y el Tercer Mundo, pero también de ese Cuarto mundo, esas personas que mal-viven en el primer mundo cada vez con menos recursos y más dificultades para acceder a los derechos básicos.

Si ser europeo significa ser un fascista, capitalista y xenófobo, yo no soy europeo. Si ser español significa denigrar al inmigrante y pensar como Torquemada e ir a evangelizar, tampoco soy español. Soy un habitante de un mundo que se va a la mierda, ahogado por la gula de una parte mínima y afortunada del mismo. Me gusta España. Este país es lo que es porque hace 40 y 50 años, nuestros abuelos y abuelas fueron a centro-europa a buscar una vida mejor. Nadie los tacho de delincuentes. Y aunque es cierto que aquí llegan delincuentes foráneos, resultan que son tratados como auténticos ídolos, diferenciándose de sus compatriotas en que ellos tienen dinero y los otros no. Y poco importa si ese dinero esta manchado en sangre, sufrimiento y violencia. Es dinero y es lo que nos dignifica.

Pensar ahora que como hay crisis hay que dejar de lado las 35 horas semanales (objetivo del milenio) e ir a trabajar 60 horas. Y porque no ya creamos matrix. Nacemos para trabajar y servir a nuestros señores acaudalados y adinerados gracias al otro gran invento el consumismo. Pues me niego, cuanto menos tiempo este en el tajo, más tiempo estaré disfrutando del planeta, de la vida, de la cultura o procurando que otros semejantes lo puedan hacer.

Y es que en tiempos que la crisis es patente y oscura se expulsa a todos aquellos que no son como nosotros. Dicen que durante 18 meses los pueden tener recluidos. Imaginaos lo que es un año y medio de vuestras vidas. Ahora pensar lo que supone para un hombre o una mujer que seguramente ya ha pasado otro año y medio de penurias, estafa y peligro para llegar a las puertas de Europa. A través de un cayuco, una patera, los bajos de un camión o un contenedor de carga. Apresado, con el miedo y el frío agarrados a sus huesos. Ahora otros 18 meses de hacinamiento, internamiento, aburridos, inútiles, apresados, encerrados. Sin poder enviar dinero a sus familiares en los países de origen. Aumentando las diferencias entre el primer y el tercer mundo. Menores de edad que en plena construcción de su ser arriesgan su vida para dar un porvenir a su familia, y también son tratados como basura, aparcada, en un limbo legal, sin tutores, ni formación, para después también ser deportados. Es insoportable esa idea. Movilicémonos, digamos también nosotros NO, a esta medida disgregadora, agresiva, intransigente y retrógrada. Y ya que no quieren preguntarnos que sepan que no estamos dispuestos a judicializar al 75% de la población mundial, simplemente porque busquen una vida mejor. Y es que esta directiva tiene el dudoso récord de ser la normativa que más artículos de la declaración de derechos humanos, viola.

Ni solidaridad, ni fraternidad, ni hermanamiento, ni nada. Represalias de los neo-con y sus habituales respuestas. A ellas sumarán sus efectivos policiales, clericales y periodísticos vociferos de sus mentiras y su estilo de vida. Para que promover ideas, planes y soluciones, cuando se pueden gastar 700 millones de euros de nuestros amigos empresarios en ellos mismos, y creamos más cárceles, centros de internamiento. Nuevos campos de concentración. No querías más Auschwitz, ni Maathausen, ni Treblinka, ni más guetos, pues tomar más centros de internamiento, más muros y alambradas para sueños e ilusiones.

Español y europeo, pero yo no lo siento así. No lo siento de esa manera cuando ustedes, se supone que nuestros representantes legítimos actuan en contra del pueblo y en favor de los más poderosos.

Estoy totalmente en contra de la directiva aprobada en el día de hoy (18/06) que da fondo legal al retorno de los inmigrantes sin papeles. Y lo estoy porque antes que español o europeo soy habitante de este planeta que tiene a una parte muy importante de su población denigrada y vejada simplemente por el hecho de no haber nacido al norte de una línea.

Sé muy bien que nuestra economía esta basada en esa desigualdad porque el capitalismo y el consumismo es de donde vive. Pero en vez de criminalizar a 4.000 millones de personas pobres, porque no hacerles la vida más sencilla y darle más oportunidades en sus propios lugares de nacimiento. Seguro que esos 70.000 millones de euros que van a utilizar para aplicar esta directiva vendrían muy bien al desarrollo y el progreso en países que han sufrido guerras, devastaciones, sequías, inundaciones y demás catástrofes desde que nuestros antepasados se echaron a los mares para invadirles.

Pero claro, es más fácil destruir que crear, eh!, valientes imbéciles. Acérquense al lado del pobre por una vez en sus vidas y verán lo que estas gentes sufren durante toda su vida.

Por mundo más igualitario ya.

En esta web se recogen firmas para derogar esta irresponsable ley que le pone los grilletes a los más pobres de entre los pobres. Otro mundo es posible

Y no os quedéis con este mensaje, difundirlo, porque ya es hora de que en vez de mirar para otro lado o cerrar las puertas, tendamos puentes para el crecimiento y el progreso de esos sobre los que se sustenta el advenimiento económico occidental (cosas del imperialismo).

Sigamos en la lucha por un mundo más igualitario, justo, social, sostenible. Donde todos y todas somos iguales. Basta Ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario