domingo, 7 de septiembre de 2014

Octavos de Final. Una bajada de tensión

 España 89-56 Senegal


La organización, en su búsqueda de la mediática final Anfitrión vs dominadora mundial del baloncesto, programo al detalle el calendario. Lo primero fue separar quirúrjicamente ambos favoritos, garantizando que cada lado del cuadro daría un finalista, algo que no se hace en los torneos internacionales desde hace un par de lustros. Después, una vez finalizado el sorteo de grupos, se comprobó que la dureza había caído sobremanera sobre el cuadro hispano, y entonces se dispuso tal calendario en el que además de configurar mayores descansos al equipo español, se enfocaría en modo a una pirámide en la que la exigencia fuera in crescendo.

Esta era la teoría, pero Senegal se la saltó al pasar a Puerto Rico en la fase de grupos y plantarse en octavos con sus armas, modestas y quizás en algunos casos como el táctico amateur, pero que se han demostrado más que válidas en este Mundial de España 2014 que ya esta en Madrid (y Barcelona) disputando su fase de eliminatorias directas.

Creciendo desde Pau


España trata de imponer su ritmo buscando y encontrado a Pau Gasol (12 ptos en el primer cuarto). Senegal responde superando en el rebote ofensivo a los pivots NBA hispanos y metiendo mucha velocidad a las transiciones.

Durante toda la primera mitad el juego se iguala, con la potencia fisica de unos y el talento de otros, pero se llega al descanso con ventaja español (+13) gracias al acierto en tiros de 2 (15/16) y a dos últimos minutos de conexión colectiva en defensa, que permite al equipo cerrar el rebote y poder correr.

Creciendo desde la defensa


En la segunda mitad el equipo trata de mantener el nivel defensivo y durante los primeros 10 minutos lo consigue para cerrar definitivamente el partido. De ahí hasta el final entran en escena los marginados de Orenga que dejan buenos minutos, y que sirven para encontrar definitivamente el punto de mira de Calderon (11 puntos, 3/4 en triples) que parece ser va a funcionar como escolta.

Al final 89-56 para España, ante una Senegal que ha dejado una muy buena impresión, con un baloncesto que trata de aprovechar la supremacía fisica de todos sus jugadores, y en el día de hoy la falta de tensión de una España que ha jugado con el fuego de un mechero sabiéndose superior a su rival. El martes contra Francia, usará un soplete.

Destacar a Senegal que con todas sus dificultades (organización, amateurismo) han realizado un gran mundial, sumándole hoy una dificultad más: El mal partido (bien anulado en defensa por los Gasol e Ibaka)  de su mejor jugador, Dieng, pero que han competido con muchisimo coraje y compromiso, explotando unas condiciones fisicas maravillosas que han valido para paliar la escasez en recursos tácticos y los problemas para anotar por talento. Jugadores como Ndoye, Badji, el base Almeida o Faye se han mostrado como más que válidos, y a poco que entren en dinámicas de baloncesto más profesionalizado en Europa o Estados Unidos pueden mejorar los resultados de este mundial.

MVP


Ricky Rubio. El base catalán de los Timberwolves esta completando su mejor torneo con la camiseta de España. El haberle dado la titularidad le ha dado confianza y crédito. Sale con la intención de alimentar al juego interior y en defensa ser un primer muro inexpugnable que con sus largos brazos dificulte la transición ofensiva del rival. Anoche ante los senegaleses en 20 minutos 7 puntos (2/4 de 2 y 3/4 en tiros libres), con 5 rebotes, 6 asistencias y 5 robos de balón. Sólo hace falta saber si ha sido positivo para ver una buena versión de Ricky había que minimizar las de Calderon o Sergio Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario