martes, 22 de enero de 2013

Fiesta Privada




Lo que el pasado viernes 18 de enero destapo el periódico El Mundo es la constatación en hechos, con fechas, cantidades, nombres y cargos del verdadero sentido del Partido Popular (de aquí en adelante #PartidoPutrefacto); una estructura parasitaria a la democracia, al servicio del enriquecimiento personal de su élite en base al desmembramiento de la sociedad (si es que en algún momento ha estado vertebrado), bajo los ideales del neoconservadurismo liberal de influencia europea (últimamente yankee) sumado al rancio fascismo nacional católico español.

Los hechos son así: A día de hoy, el actual presidente del (des)gobierno Marino Rajoy es también la cúspide de la pirámide del #PartidoPutrefacto. Él heredó una estructura enorme y jerarquizada de corrupción que según cuenta El Mundo (sorprendente) hundé sus raíces en los tiempos de Fraga, en los "proto-ochenta" y la incipiente Transición, y de la que su primer paso sería el caciquismo gallego con el que el fascista de Fraga se eternizó en la Xunta. Tal estructura fue creciendo exponencialmente con Aznar y Cascos al frente del #PartidoPutrefacto; toma cuerpo coloso durante la segunda legislatura de Aznar (la de mayoría absoluta, y en la que crecen los chanchullos Gürtel y se exponencian los caciquismos gallegos a Valencia, Murcia y sobretodo la Comunidad de Madrid). Y hoy en el "renovado" #PartidoPutrefacto de Cospedal, Feijoo o Ignacio González como barones, y Rajoy como jerarca se mantiene con músculo y brío, hasta que la prescripción de los delitos por financiación ilegal (5 años) han evitado el riesgo de cárcel para los delicuentes, y por fortuna, ha facilitado el que haya salido a la luz.

Durante los últimos 30 años el #PartidoPutrefacto ha robado dinero a los españoles. Lo ha hecho de día y de noche; sistemáticamente y con conocimiento de causa y efecto por parte de los propios corruptos. Corrupción recordamos, masiva, estructural, piramidal, sostenida en el tiempo, antidemocrática, amoral que ha alimentado con sobres de la caja "B" a numeros jerifantes de la organización mafiosa llamada #PartidoPutrefacto y que ha ayudado a limitar, con el principio de extorsión, a las "voces blancas" del partido que se hubieran atrevido a denunciar. Y no, no me vale que ahora salga "la Espe" en plan salva patrias Juana de Arco, cuando es seguro que con dinero que salió de esa caja B, compro las intenciones de Tamayo y Saéz, para posteriormente y casualmente poder construir una estación de AVE en unos terrenos rustícos que tengo aquí en Guadalajara a media hora, de la propia ciudad de Guadalajara. Sin vergüenza y estupida. No olvidamos.

Según se ha sabido en el sumario al que el Mundo ha tenido acceso, y con el que comenzarán a desgrosar como suelen hacer por partes (todo sea por el negocio), el máximo responsable del tejemaneje de dinero de dudosa, por no decir, desconocida procedencia ha sido el hasta la pasada semana, tesorero de el partido y durante 15 años, #PartidoPutrefacto. A Bárcenas, #PartidoPutrefacto le ha mantenido coche oficial de el partido, escolta (¿?), secretaria y despacho puerta con puerta con el de Rajoy en su sede hasta el pasado miércoles. El tal Bárcenas, a través de entiedades societitarias, empresas ficticias, fundaciones (aquí va a ser cuando entre la FAES), testaferros y la laguna legal de las donaciones fue sacando dinero, dinero que compraba voluntades, a diversas cuentas en Suiza (una parece ser que suma 15 millones de €; en otra aparece como titular, #PartidoPutrefacto). Hasta aquí la evasión de dinero negro, dinero que no veía el fisco y capital que ha entrado en la calle Genová, de parte de empresas constructoras, de seguridad, y las famosas donaciones. Curiosamente proviniendo de las élites oligarcas de este país y que curiosamente han ido saliendo beneficadas en los distintos concursos públicos que a lo largo de estos años, las distintas administraciones gobernadas, por desgracia, por el #PartidoPutrefacto han ido ejecutándose.

Rajoy, que ha tenido gran tendencia a defender a corruptos como Camps, Matas o a Ignacio González hace apenas un mes, no ha sido menos con Barcenas, y hasta que no les ha estallado el bombazo no han puesto distancia. No fuera, que le diera por tirar de la manta. Pero es que realmente no hace falta.


Ya pueden hacer horas extras la Cospedal, el Arenas movedizas, el espectro ideológico fascista y liberal que tienen en los kioskos y todos los#PartidoPutrefacto a decir que eso no es el PP (perdón, el #PartidoPutrefacto), que Barcenas es la oveja negra, que nadie sabía nada de lo que hacía... Hace falta mucha imaginación para que muchos, nos creamos eso cuando estamos hablando de una organización jerarquizada, de la que no sale la discrepancia con la cúpula (y si sale, sale con la baja como miembro del discrepante) y que se ha dedicado como labor de oposición y con, demasiada eficacia a limpiar su "buen nombre", desprestigiar la justicia, la democracia misma, y lanzar a los leones al juez Garzón por el caso Gürtel.

De toda la labor, loable, periodística de El Mundo, sólo hay un pero. Que aunque esta bien que el periodismo aparezca en estos tiempos tenebrosos; no esta demás que todo esto sea la justicia, la que primero haga lo que tiene que hacer: investigar sin injerencias y con plenitud de recursos este tipo de tramas, puesto que ahora mismo "nuestros" políticos y representantes se han afanado con nocturnidad, alevosía y precisión en obstaculizar e imposibilitar la labor judicial y policial. Recordemos que Aznar desmanteló la Fiscalía Anticorrupción, y cuando ZP la recupero, la primera medida de Rajoy fue volver a descuartizarla. Y no debemos olvidar el empeño del #PPSOE con sus antidemocráticos indultos (adiós Separación de Poderes) y con la nueva reforma del Código Penal de Gallardón. Pues bien, no deja de ser menos importante que la propia trama de financiación ilegal, nepotismo, corrupción y tráfico de influencias del #PartidoPutrefacto, conocer, con nombres y apellidos, cuentas bancarias, depósitos, acciones y valores (y valor) de los que han alimentado tal bolsa de dinero que se han movido de unas manos  (las de Bárcenas) a otras (Güemes, Aguirre, Gonzalez, Fabra, Sánchez-Camacho, Feijoo, Cospedal, Arenas, Becerril, León de la Riva,... , Lanzarote, Mañueco... Cascante... seguro que el propio presidente de Gobierno)... es decir, tenemos (y necesitamos) como una prueba de democracia Real, justicia social y como sintoma de una sociedad sana, conocer con toda la exactitud posible, la procedencia de ese dinero que ha entrado en el #PartidoPutrefacto, en su caja B, se guardó en sus cuentas en Suiza (¡cómo para que vayan a promover una legislación contra los paraísos fiscales!) y se fue entregando en sobres con distinta cantidades a los distintos miembros del partido según su escala en el organigrama o directamente para financiar la actividad del partido. Tenemos que conocer qué "favores" han comprado, quiénes se han beneficiado y de qué manera. Es vital, trascendente y perentorio.

Si las fuentes de el Mundo son ciertas y dicen que parten de cinco distantes fuentes, estamos ante la mayor trama de financiación ilegal de un partido y de corrupción política desde la democracia. Mayor incluso que la trama Filesa que afectó al PSOE. Decir que no pasa nada, porque no se sabía, o que Barcenas ya no es militante de el #PartidoPutrefacto es a parte de un insulto a la inteligencia, la lamentable excusa de quien se siente con el agua al cuello porque le han pillado. Bárcenas, fue gerente y después tesorero del #PartidoPutrefacto y en eso es tan responsable él como el #PartidoPutrefacto. O es que nos van a decir ahora que no sabía que hacían con sus dineros.

Pero es que además hay muchas preguntas que responder y que la ciudadanía de esta sociedad, machacada por los recortes del ultraliberalismo y el egoísmo del capitalismo más exacerbado y el fascismo necesita saber: ¿quienes fueron los beneficiarios de esos sobresueldos?, porque habrían incurrido en un delito fiscal; ¿quienes fueron los que facilitaron el dinero para pagar los sobresueldos?, porque estaríamos ante un delito de trafico de influencias; ¿actuaba Bárcenas en su nombre o en nombre del #PartidoPutrefacto?, porque se estaría cometiendo un delito de financiación ilegal de un partido y entre otras ¿de que se beneficiaron lo supuestos benefactores del #PartidoPutrefacto?, porque estaríamos ante un delito de corrupción política, a parte de un delito contra la Hacienda Pública por blanqueo de capitales. Eso los que hayan estado bajo la tutela de los sobres de Bárcenas, porque el resto de cúpula si no recibieron al menos conocían la trama, lo cual supone un delito de encubrimiento.

No creo que aunque se haya destapado toda esta verdad (que ya se sospechaba, se intuía y se sabía, que el #PartidoPutrefacto nació, creció, funcionó, ganó elecciones y goberno para el enriquecimiento de los de siempre, de los amanebados de dentro de la política, haciendo dos cosas de propina: desprestigiando la democracia y manteniendo a #Españistan en su estado vegetativo franquista) los que votaron, o vienen votando, a estos impresentables vayan a cambiar su voto. Por fortuna, hay muchos que si, pero aún cuesta la educación democrática en este país. Los dirigentes del #PartidoPutrefacto con ese insulto a la inteligencia y la democracia llamada Cospedal a la cabeza, niegan la mayor y argumentan que no es lo necesita la #MarcaEspaña, o lo que más preocupa a los ciudadanos. No puede estar más equivocada. El Paro, la crisis, todo este capitalismo neoliberal que estamos sufriendo las clases medias y pobres de este país y todo Occidente (por no hablar del resto de población mundial de países en vías de o subdesarrollados) no se puede explicar sin la corrupción política, puesto que la puesta en práctica del modelo ultraconservador-liberal necesita de la amoralidad y sinvergoncería de los corruptos y mequetrefes que entran en política a trincar. Si como sociedad que esta despertando, desesperezándose de un letargo maquiavélico, se nos ocurriese separar del modelo económico actual imperante en Occidente, la crisis sistémica que sufrimos, y la corrupción política que padecemos no haríamos más que quedarnos a medio camino. No se entienden el uno sin el otro, porque por separado no podrían saquear a la ciudadanía como hacen, y no sólo eso: Si empredemos esta Revolución, no podemos dejar atrás la coherencia y la ética como herramientas y armas para diseñar un mundo, un país, una sociedad, mucho mejores, justas y sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario