martes, 6 de septiembre de 2011

Una de opio

Vamos a hablar de fútbol con perdón. Anuncio que va a ser breve, no quiero darle mucha más miga en el momento en el que estamos. Con la que esta cayendo y Eurobasket. Pero bien vienen unas pequeñas reflexiones sobre un aspecto, utilizado para tapar las miserias importantes de la vida, y que como el propio sistema al que da sombra, se muere por la avaricia, la especulación y el negocio salvaje, sin mirar primero a los trabajadores, ni después a los consumidores.

1. La liga empieza con un 5-0 del campeón al 4º del año pasado, y un 0-6 del subcampeón a un histórico de la liga en horas bajas. Esto entre los muchos apelativos que le pueden entrar, el que seguro que no cuadra es el de mejor liga del mundo. Lo siento pero no, esto como dice Del Nido (y que conste que este personaje es de lo peor de este país, pero cuando tiene razón se le da) es una gran mierda, todo ello promovido por un reparto televisivo salvajemente desproporcionado y benefactor en gran medida de los dos clubes más poderosos, Barça y Madrid, que contribuyen con una explosión mediática a su alrededor a mantener ocupadas las pobres mentes proletarias. Si le sumamos un poquito de religión, toros y corazón, no va a ver revueltas.

Dentro de lo que es la cobertura que exite entorno de los dos colosos del fútbol patrio, la figura de Mourinho resulta de lo más apetecible, independientemente de que haya venido a alimentar su ego, su cuenta bancaria y joder la selección española. Es increible ver como funciona la prensa deportiva de este país, magnificando hasta las más variopintas gilipolleces que pasan alrededor de farça y mandril. Ya no es que respeten a los otros clubes. Es que es lamentable, por ejemplo, este finde, sin liga y con partido amistoso de la selección, la cobertura que han dado por ejemplo a todo un Mundial de Atletismo.

Mi solución sería, que ningún club se presentará a jugar contra ellos. Al final Madrid y Barça se jugarían la liga en los dos partidos. Total es lo que quieren, blaugranas y madridistas, catalanes y españoles, dándose de hostias y ocupando horas de debate y neuronas de inteligencia. Después de no presentarse el resto de equipos tendrían los mismos puntos (-12, porque parece ser que quitan 3 puntos sino te presentas) y desde ese momento podrían jugarse la tercera plaza, sin que nadie se te haya lesionado o sancionado, jugando contra equipos que pueden llenar su banquillo de gente que cobre más que los titulares del resto de la liga. Con dos cojones. Si con esto no se igualan los repartos del dinero de las televisiones (al estilo inglés) no sé ya que tendrían que hacer, aunque los dos grandes mantendrían sus grandes dineros, venidos de las giras por Asía, la publicidad o las comisiones y ventajas especulativas que les conceden.

2. Siguiendo la línea del reparto de derechos televisivos, cuela también el tema del canón a las radios. Admito que de vez en cuando, sobretodo en coche, resulta (resultaba) entretenido oír el carrusel de partidos por la radio, pero visto que esto, que parece ser que sale gratis a la gente, no está bien visto por la liga de fútbol profesional, por lo que plantean un canón abusivo a las radios para poder informar (dejando el derecho a la información a la altura de la mierda). Yo lo único que puedo decir es que pago por ver una película, no porque me la cuenten. Y no sólo eso, sino que con los horarios que han planteado, la eficacia y sentido de los programas domingueros de carrusel o tablero de partidos, pierde su gracia, basada fundamentalmente en estar en la noticia, donde hay un gol, una expulsión, donde sucede algo, haciéndo a todos los aficionados viajar de un lado a otro del país. Eso por no hablar del prejuicio que se hace, a los aficionados que trabajan un domingo (conductores de camiones o autobuses, por ejemplo) o incluso el más lamentable a las personas ciegas. A los curritos que no tienen para comer, seguro que pueden pagarse la plataforma de pago por visión y ver los 10 partidos por separado, incluso esos con tan buen horario para verlo en China. Pero claro el papel mojado de aquella Ley (pepera) de interés general ya no se secará nunca, y sólo sirvió para acallar cualquier revuelta con un pan haciéndose más caro, y un circens, imagínense, inaccesible. Esto último si que no. No lo pueden permitir. A la gente le daría por pensar, protestar, salir a la calle y empezarían a rodar las cabezas.

3. Lo que más igual me da. La huelga de futbolistas. Me da igual ya no porque los de Madrid, Barça, todos los de primera, los intermediarios, y los periodistas que dan por culo constantemente con un fulano con cresta que no sabe ni hablar, están bien forrados. Incluso fue un finde en el que podías poner el telediario y cagarte en la puta madre de las motitos. Vamos que ese finde sin fútbol fue una bendición, por más que guste comentar con los amigos algún partido o algún estado de forma. Qué no les pagan dicen. Oigan, joder, en este país hay mucha gente a la que no pagan, y a la que su patronal no le genera un FOGASA millonario. 40 millones han aportado los clubes para un fondo de garantia salarial para los futbolistas. Dime tú que gremio pone dinero a principio de año fiscal, para las posibles pérdidas. Ya me gustaría que fuera el mío.

Quizás el problema venga de que para mantener a la plebe postrada en el sofá del IKEA y ante la TV del Media Markt haya que montar y mantener este absurdo negocio del fútbol profesional. Me importa un pimiento, repito, que no cobren los futbolistas. Si tienen previsión, incluso hasta los que firman contratos de ¡ojo! 48 millones de las antiguas pesetas en la Unión Deportiva Salamanca, el año pasado (veáse el señor Marcos Márquez), deberían saber gestionar sus dineros, con previsión, para que en su breve carrera deportiva, asegurar su futuro, y no tanto un Porsche Carrera 311. Si, aquí el problema es el club que no tiene dinero para pagar las nóminas de los curritos o que van a echar 3 horas el domingo como porteros en los tornos de acceso, pero le firman estas salvajadas a gente que por lo natural no tiene apropabada la EGB.

Pero aquí también entra la Administración, puesto que yo no conzco el caso de empresas que hayan tenido inspecciones y ejercicios ante el fisco tan benévolos como los clubes de fútbol, por cierto, negocios redondos para lavar dinero. Verdad, señores Gil o Lopera. Bueno uno sí, los bancos, pero claro, se conoce que las fiestas de banqueros y presidentes farloperos de clubes de fútbol, o futbolistas endiosados que no saben ni hablar, las podemos pagar todos, y ellos estafar a Hacienda sin que aquí no pase nada. Todo sea por que no se meneé demasiado el cotarro.

Lo dicho. Hasta aquí mis reflexiones sobre el fútbol. No le dedicaré un post más a este deporte que no sea estrictamente deportivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario