martes, 13 de mayo de 2014

Es que la situación es muy violenta



No voy a decir que me alegro de la muerte por asesinato por arma de fuego de la polémica y amoral #CorruPPta y Presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Muerte a manos de otra militante del #PartidoPutrefacto. No puedo alegrarme. Es dura la muerte y más dura y fuerte la violenta con todo tipo de connotación que tenga. No puedo defender ninguna muerte política, ni tampoco pasional. Ni venganzas, ni escarnios, ni castigos. Pero no puedo dejar de pensar que el caldo de cultivo en #Españistan, caldo que han promovido tantos años de falsa democracia, bipartidismo del #PPSOE, nepotismos, #CorruPPcion, injusticias, catolicismo, oligarquías y crisis endémicas del sistema puede llegar a tal punto en el que acciones así sean consecuentes con el momento histórico, político, social y económico.

Isabel Carrasco es famosa por multiples razones. Y ninguna buena. No hay panegírco post morten que salve la calaña de despropósitos, chanchullos, inutilidad y falta de ética que tenía este personaje. Entre sus "hazañas" destacan acaparar 13 cargos al mismo tiempo con sus 13 sueldos integros. Cobrar más de 62.000€ en 2011 por dietas como Pta. de la Fundación de Caja España con sede en León, donde se reunían y donde ella tenía multitud de propiedades, y en una de ellas estaba empadroanda. Ha cargado parte del presupuesto de la Diputacion de León a un tratamiento de belleza, de dudoso resultado o de la consejería de Agricultura de Castilla y León con abrigos de visón que además recibía en forma de "regalos". Estaba imputada en un delito de faltas y amenazas a otro diputado con epítetos como "Este hijo de puta se va a enterar". Por usar las tarjetas de la Diputación en tiendas de lujo, o por generar comisiones en los distintos organismos (ay-untamientos, diputaciones, consejerias) sin ningun objetivo social o polítio más que el ecuménico de cobrar y cobrar.

Podíamos seguir varías líneas más pero queda claro el ejemplo de una política profesional, que no tiene, tenía, ningun tipo de vocación por el bien común de la sociedad y la ciudadanía a la que representaba y cuyo único fin en las instituciones, empezando por su partido, era la de acaparar más poder y ganar más y más dinero.

No se ha aclarado el móvil del asesinato, pero puedo aventurarme a que si vives como un mafioso, lo más normal es que mueras como un mafioso.

Y ahora, aquí, puedo decir que no me entristece la muerte de este persona. Creo honestamente que el mundo esta mejor sin ella, y que ojala desaparecieran todos y todas los que piensan como ella. Un mundo sin fascistas, ni ultraliberales. Un buen lugar para vivir. Pero aún así, vayamos a partir de un ideal.

Todos pensamos que esta mal y que en una sociedad equilibrada, justa y democratica deberia haber otros cauces. Pero el ideal, la utopía se rompe enseguida. De equilibrada, justa y democrata tiene muy poco #Españistan y llegados a este punto puede que se haya pasado la gota de la indignación y el cabreo masivo. Y no es culpa del pueblo deshauciado, hambriento y sin representación efectiva. Si constantemente generas gente en el estamento social más bajo, gente más desfavorecida y pobre, cada vez estarás consiguiendo que esas personas esten más desesperadas y tengan menos que perder. Y ahora ya es el momento de la lucha en las calles, de la acción directa, la protesta, haciendo la información mucho más accesible y simbólica que ayude a consolidar en el colectivo esos problemas. Y es posible que acabe violenta, sobretodo con la incursión de los cuerpos de opresión del estado.

Yo ya he ido a escraches y a huelgas, y a muchas manifestaciones. Siempre con un sentimiento pacífico, no violento. Pero la situación es muy violenta. Desde el comienzo de la estafa que llaman crisis, el número de suicidios en #Españistan ha pasado de 2 a 10, ¡¡al día!!. Los recortes en sanidad han traído una merma de casi 3 años en la esperanza de vida de las personas que pertenecen a la clase media y clase baja; y los recortes en educación una merma en la calidad de esas vidas brutal y a día de hoy todavía díficil de calcular, porque recortar en educación es recortar en futuro. Pero parece que no pasa nada. No hay que parar la continúa rueda de campañas electorales en las que estamos inmersos (y que alguien me discuta que lo que hacen #PPSOE no es un ejercicio inacabable de acusaciones del y tú más por cuatro votos para seguir perpertuando un modelo de estado franquista). No hay editoriales en los grandes medios ( siempre de derechas liberales) por los deshauciados que se queman a lo bonzo o se tiran por la ventana para abajo mientras los antidisturbios golpen la puerta con una orden firmada por un juez para mayor satisfacción de un banquero que se fuma nuestro dinero concedido en ayudas para la reestructuración de la banca.

Pero esto a nadie le importa. Ni siquiera a los medios de persuasión que ignorando los primeros hechos probados por la investigación policial (asesinada a manos de otras militantes del #PartidoPutrefacto) se han lanzado en una cacería por criminalizar toda protesta ya sean los escraches, o acciones reivindicativas en los bancos por parte de la PAH, las organizaciones ecologistas en el Algarrobico o las huelgas de Panrico y Coca-Cola. Además, han azuzado el fuego de una cruzada policial contra los tuits y comentarios en redes sociales de personas que se alegraban de la muerte de Isabel Carrasco o cuando menos que no nos importasen una mierda (como a servidor) en una suerte de escalada de criminalización del derecho de expresión, de quienes no tienen problemas ni inseguridades en llamar gentuza a periodistas de la parte contraria. Pero estos miembros que denigran al estiercol la profesión de periodista permanecen bien callados cuando los amenazados en las redes y sobretodo en las calles por sus juventudes fascistas y ultraliberales, son las personas de izquierdas.

Ayer mientras tiroteaban a una #CorruPPta en las cercanías de la isla italiana de Lampedusa se hundía una patera con más de 300 inmigrantes. Y esta mañana mientras se celebraban minutos de silencio en los ay-untamientos y plazas por la primera. Una mujer, deshauciada, se quemaba a lo bonzo frente a la sucursal del banco donde perdió su hogar, su dignidad.

Este es el mundo que quieren. Y contra ese mundo merece la pena luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario