domingo, 21 de agosto de 2011

Lost


He dedicado los últimos meses a ver de seguido y prácticamente sin ningún tipo de injerencia Lost. O Perdidos, en traducción al castellano. Quizás algun@s de l@s que me conozcáis, o que leáis este blog de manera usual, o casual, o simplemente lleguéis a este post por puros azares del algorítmo de google, os preguntéis como es posible que una tormentosa noche de domingo en agosto de 2011, me ponga a escribir sobre Perdidos, su final, la sensación que me ha dejado y todo lo que siento ante, esta ya anunció, para mi, obra maestra del séptimo arte. Y si, digo séptimo arte, porque las series de TV utilizan el lenguaje cinematográfico (y en este momento mucho más) y dignifican al cine, tan denostado, huérfano de ideas y originalidad y secuestrado por la cuenta de resultados.

El que casi un año y medio después del final de la serie (tras 6 años de emisión) me haya puesto a la tarea de ver Lost casi de un tirón es algo así como una redención, como una costumbre que ya hace algún tiempo tome. Y es que desde un tiempo a esta parte, cansado de la tardanza en emitirse los productos de calidad (series norteamericanas, pero también ha caído alguna inglesa, e incluso belga), los continuos anuncios, los cambios de día, de horario,... En fin, que en el país de la telebasura por excelencia, seguir los productos de calidad, parece más bien imposible.

Lost pasa a la historia como una obra maestra, pero también de culto, y por supuesto como un fenómeno de masas. Durante 6 años mantuvo en vilo a una audiencia mil millonaria, por los 5 continentes, y en inmuerables países, hasta tal punto que el capítulo final tuvo que retransmitirse prácticamente a la vez, en todos los rincones del planeta para eviatar que twitter y facebook proclamarán la resolución de la trama, lo que supuso un enorme costo en traducciones y doblajes prácticamente, simultáneos.

Pero vayamos con la serie en sí. Primera escena se abre el ojo de Jack Sheppard, en medio de una jungla, de un alboroto y de un aturdimiento. Corre al oír los gritos y llega a una playa de aspecto dantesco resultado final de un accidente aéreo, en el que él trata de poner cordura, e ir resolviendo las urgencias sanitarias de todos los personajes supervivientes, para así al final del capítulo, erigirse como líder del grupo de los supervivientes y organizarse para sobrevivir. Esto es el primer capítulo a grandes rasgos, eso sí el capítulo más caro en la histoira de la televisión.

No voy a describir capítulo por capítulo. Hay blogs y webs que ya lo hacen y de manera fenomenal. Sólo decir que a través de las los días descubrirán que la isla en la que han caído, esconde secretos, misterios, y que es peligrosa. Llegan a la conclusión de que tardarán en rescatarles y que tendrán que organizarse. Exploran su entorno, encuentran el extraño mensaje de radio, matan un oso polar en plena jungla tropical, encuentran la cabina del avión, tienen visiones, chocan con un mounstruo, llegan los supervivientes de la cola del avión, descubren la escotilla, la primera estación Dharma, conocen a Hume y pulsan la tecla. Dan con Ben Linus y los otros, conocen más estaciones Dharma, llegan los intrusos en un carguero, matan y mueren y sobreviven... Y poco en las siguientes temporadas se irán creando incógnitas y resolviendo otras, a través de los flashbacks que nos ponen en antecedentes sobre cada personaje, sobre su vida pasada que va desde el momento en el que suben al avion hasta hace muchos años, y sobre por qué están en la isla. Qué buscan en ella, sin saberlo, y qué quiere la isla de ellos.

Todo con ello con un juego del tiempo como variable para dar a conocer y ocultar el argumento a modo de enganche, magistral. Se suceden los flashback, los flashforward y los flashsideways (creacción de los guionistas, que viene a explicarse como las realidades paralelas) y demás elementos narrativos que permiten al espectador viajar en el espacio y en el tiempo e ir conociendo el por qué de algunos de los fenómenos y situaciones que acontecen en la isla y que a la vez también sirven para plantear nuevos retos.

El final de Lost, consiguió lo que buscaba. Se cerró la historia y dejaron las suficientes dudas abiertas, para mandar la serie a la memoria colectiva de la sociedad, y mantenerla viva y humeante en todos sus seguidores. Los foros, discusiones y opiniones se han venido vertiendo desde la retransmisión del capítulo final, y aunque he podido ver, en estas dos horas rastreando internet que con el tiempo, se han ido llegado a "acuerdos" y dejando claros varios puntos, de los múltiples que la serie dejo en el aire con su final, no es menos cierto que todos tenemos nuestra opinión. Ahí va la mía.

La serie es magnífica, y como digo ya una obra de culto. Su final es consecuente y a mí me ha encantado, emocionado y hasta me ha echo soltar una lagrima. Me ha parecido redondo pese a todas las dudas sin resolver, y no me siento estafado, y en el que mi conclusión (AVISO, si desconoces el final, casi mejor que no leas a partir de aquí o tendré que matarte, o bueno, seguramente serás tú el que quieras asesinarme...) viene a ser que cuando Charles Widhtmore (una duda NO resuelta es cómo y por qué conocía tan bien la naturaleza propia de la isla) expone a Desmond con su capacidad para soportar el electromagnetismo a la "luz cegadora". Así esté descubre la realidad paralela y su origen y final, como purgatorio, en el que todos los que pasaron por la isla, se desenvuelven, creando su imagen de vida perfecta, sin fisuras y sin vacíos hilo en el que se desarrolla el flash sideway o realidad paralela en el que transcurre la sexta temporada (por ejemplo Jack, se "inventa" un hijo, o Sayd se deja arrestar tras asegurar el futuro de su amada Nadia como penitencia, o Sawyer es policia, los Kwon parece que salen del control de el padre de Sun, Ben convive y cuida a su padre, etc.), por lo que Desmond decide por un lado en ese purgatorio "virtual" ayudar a todos a recordar para avanzar hacia la felicidad, mientras que en la vida real (gran éxito de los guionistas, conseguir casi hasta el último minuto mantener la duda de si era real la isla y su experiencia) trata de apagar la luz, para llevarlos a todos a ese punto de reunión y felicidad.

En un momento creo que de la tercera temporada, en una discusión en si convenía poder salir o no de la isla, Jack por un lado y Locke por otro discutían y apelaban a la razón uno, y a la fé el otro. Pues algo así es como la serie ha hecho que muchos de los mitómanos que la hemos seguido con avídez y hambre nos hemos ido desarrollando para ir dando explicaciones a cada una de las dudas, las sorpresas, los fallos conscientes o inconscientes del guión. La principal virtud de Lost en mi opinión, es que ha conseguido hacerse imperecedera en base a plantear constantes dudas a los sentidos e interés de sus seguidores, que estos intentábamos desdreñar con la razón, buscando la lógica en la ilógica naturaleza de la isla y de los hombres que la habitan y habitaron, para acabar deseándo comprender con el corazón y creer en un final feliz en el que todos juntos sobreviven, trascienden.

El final es así. Y son innumerables los interrogantes que se quedan. Valen para alimentar el propio ego de la serie, que se mantiene viva en la mente y los corazones de todos los seguidores, tratando de desdreñar y dar respuesta, juntos o por separado a todas las questiones que han quedado sin respuesta. Por ejemplo:

¿La explosión de la bomba nuclear con la que acaba la 5ª temporada para qué sirvió? Pues únicamente, para provocar un artificial estallido de luz por el que los protagonistas atrapados en la isla, salieron de 1975 y volvieron a la "actualiadad".
¿Por qué pudieron matar el humo negro? Pues, quiero suponer que al retirar Desmond la piedra de luz, los poderes milagrosos de la isla desaparecieron, como por ejemplo el humo negro que se mantuvo personificado en el cuerpo de Locke, o la inmortalidad que es sustituida por la primera cana de Richard, que le enseña Mills...
En los títulos de crédito del último episodio aparecen los restos del 815 de Oceanic ¿por qué? porque quedan en la isla, como quedó el barco de Richard, los restos de la escultura, la avioneta del hermano del Sr. Ecko, las casas de Dharma, las estaciones, etc... Alguien volverá a la isla dentro de un tiempo y también se preguntará cómo llego esto a quí.

Y más preguntas a las que ahora mismo, y después de estar casi 2 horas escribiendo y ojeando foros, post de blogs, y otras preguntas y respuestas que se han generado en la red y en el debate de Lost que no tengo, por lo menos ahora, explicación:
4-8-15-16-23-42, los números de Pérdidos, aparecen durante toda la serie, qué relación guardan con los personajes. A parte de ser trascendentes en algunos casos (la combinación ganadora en la loteria de Hugo), en el faro de Jacob aparecen asignados a los nombres del pasaje del 815, y en la cueva, algunos, tachados, quedándo solo los candidatos...

(Actualización:)
La existencia de los números es fundamental para conocer, o cuando menos, sospechar la importancia de la isla, su naturaleza y salud para poder predecir, provocar o impedir una posible destrucción del mundo. Estos 6 números forman son el resultado de la Ecuación Valenzetti, teorema planteado desde la Universidad de Princenton en los años 60, como resultado de una investigación para predecir el fin del mundo, encargada por el departamento de Estado y las Naciones Unidas, ante las tensiones nucleares vividas en aquella época entre Estados Unidos y la URSS. La combinación de números hace referencia a los distintos factores humanos y ambientales que conviven en equilibrio en la tierra, y a una posible previsión en años y meses para el desastre final, siempre que cambien la orden de fuerzas entre los factores, expresada en los números.

Está se supone es la teoría sobre la que crece la trama de la isla, y que parece que podría existir realmente, y fue planteada para predecir el fin de la humanidad por si misma, y a cuya explicación se llega al final del juego oficial de la serie, The Lost Experience, donde Alvar Hanso, promotor de la iniciativa Dharma explica su funcionamiento en un video, al estilo de los videos de las estaciones que se vieron en las temporadas 2 y 3 en la serie. La isla funciona como una especie de variable que regula la interacción de las constantes (los números) a la hora mantener el equilibrio entre los factores ambientales y humanos para la supervivencia del planeta.

La iniciativa Dharma, trataba en sus experimentos de cambiar esta relación de fuerzas entre los ambientes con los distintos experimentos que fue planteando en la isla (y también en la isla hermana) para poder cambiar asi las constantes y por lo tanto, cambiar la fecha que plantean dentro de la ecuación, como la del fin del mundo. Pero fracasaron continuamente, puesto que pese a cambiar la relación y potencia de los distintos factores y forzar la naturaleza de la isla, siempre obtenían como resultado: 4-8-15-16-23-42.

Y así más y más preguntas, algunas hasta fallos de guión, y otras simplemente sin respuesta.

Sólo, decir y recomendar que Lost es una grandísima serie, más que recomendable, imprescindible, que hay que verla con ánimo, intentar hacerlo de un tirón (ojo que son 120 capítulos) con los ojos, la mente y también con el corazón abierto. Si has llegado hasta aquí buscando alguna razón al final, espero que te haya gustado, como a mí, y que si no es así, no hay que sentirse mal ni defraudado. Es un final, y como todo en la vida, puede gustar o no. Es más quizás podríamos animarnos a escribir todos un final de Lost. Nuestro final. Cuyo reto será hacer que quede bien una última escena, en la que el ojo de Jack Shepard se cierre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario