miércoles, 13 de octubre de 2010

Análisis del Estado del bienestar finlandés (y de la posibilidad de aplicarlo en España)

Finlandia dispone, para muchos, del mejor y más completo Estado del bienestar del mundo.
El sistema educativo del país ha hecho que los alumnos finlandeses alcancen el primer puesto del informe PISA año tras año y las políticas de redistribución de la renta contribuyen a que el indice de pobreza sea el tercero más bajo de las Naciones Unidas. ¿Cómo funciona el Estado del bienestar en Finlandia?

EDUCACIÓN:
  • Es obligatoria hasta los 16 años, hasta esa edad es gratuita la matriculación, los libros y la comida que se ofrece en los centros a los estudiantes.
  • Durante los tres años de instituto los alumnos pueden recibir revisiones médicas sin coste para sus familias, el resto de gastos siguen a cargo del Estado finlandés, incluido el almuerzo en los comedores, aunque a partir de este momento han de abonar los libros. A ello se une un sueldo de 246 euros mensuales por estudiar.
  • La educación a nivel universitario es gratuita, el alumno recibe 298 euros por parte del Estado cada mes como manutención y, además, un 80% del coste del alquiler para que se independice (hasta un máximo de 201'60 euros).
  • Los centros educativos disponen de un enfoque personalizado que hace hincapie en las necesidades tecnológicas del alumno y del país.
PRESTACIÓN POR DESEMPLEO:
  • En caso de que un trabajador sea despedido por su empresa aduciendo razones económicas, ésta deberá volver a contratarle cuando las susodichas cambien.
  • La prestación por desempleo en Finlandia está relacionada con el salario que se percibía antes de perder el trabajo y alcanza, en terminos medios el 85% de lo que se cobraba en caso de tratarse de una persona sin hijos, atendiendo al número de descendientes el porcentaje aumenta.
  • La prestación puede ser cobrada hasta un máximo de 500 días.
  • Es necesario cotizar 8 meses en caso de ser trabajador por cuenta ajena o un año y medio si se trata de un autónomo.
  • Pueden rechazarse ofertas de trabajo por un periodo de tres meses aduciendo razones vocacionales siempre y cuando sea presentado un título oficial que pruebe que el parado es capaz de realizar las tareas a las que aspira. Pasado ese periodo y en caso de rechazar ofertas de trabajo sin justificación adecuada se le podrá retirar la prestación.
  • La cantidad media que recibe un parado por parte de la seguridad social finlandesa en caso de haber tenido con anterioridad un empleo por el que percibía 1.500 euros mensuales es de 1.350.
FAMILIAS:
  • 180 días de baja maternal (o paternal) sufragada por el Estado vía impuestos y cotizaciones.
  • La mujer debe tomar obligatoriamente los 105 primeros días después del parto, los 75 siguientes pueden ser disfrutados por el hombre.
  • La cantidad media a percibir es de 900 euros mensuales para las madres y 1440 para los varones.
  • Uno de los progenitores puede permanecer de baja hasta que el niño alcance los tres años, la empresa no podrá despedir al trabajador, debiéndole guardar el puesto, durante este periodo el empleado percibirá entre 63'04 y 300'01 euros por parte del Estado.
SANIDAD:
  • El Estado cubre dentro de la seguridad social los gastos dentales de aquellos que coticen y de sus hijos menores.
  • Si el usuario prefiere acudir a un especialista del sector privado se le subvenciona el 42% del precio de la consulta (Normalmente a aplicar sobre 100 euros).
  • Se ha de abonar un coste fijo en caso de ser sometido a una operación quirúrgica (89'90 euros) o de ser hospitalizado (27 euros) o de requer pruebas radiográficas, análisis o escáners hasta un máximo anual de 672'70 euros a partir del cual el Estado finlandés se hará cargo del 100% de los gastos y el usuario solo realiza un pago testimonial.
  • Existen tres tipos de medicamentos subvencionados:
a) De tipo general, el comprador abona el 58% del precio
. b) Para enfermedades crónicas (como el asma) el comprador abona el 28%
c) Para enfermedades crónicas de coste elevado (como el parkinson) el comprador abona solo
un fijo de 3 euros.

PENSIONES:
  • La edad de jubilación para los supuestos generales es de 65 años.
  • Ningún finlandés retirado puede percibir menos de 685 euros mensuales.
  • La pensión media alcanza los 1.077 euros (886'40 en España)
  • El ingreso mensual proporcionado por las autoridades a los ciudadanos finlandeses con discapacidad
    promedia 891 euros.
CAUSAS POR LAS QUE EL ESTADO DEL BIENESTAR FINLANDÉS ES INAPLICABLE EN ESPAÑA:

1) Oposición de los dirigentes empresariales:

Para ofrecer un sistema de cobertura similar se requeriría un incremento de la presión fiscal a las compañías yasí como al conjunto de las rentas más altas.
En Finlandia la presión fiscal es del 55'2 % contra el 41% español.

2) Presiones de los sindicatos:

Las uniones de trabajadores no admitirían la introducción de una normativa que establece por ley la casi libertad de despido.
El sistema de blindaje español para contratos fijos con 45, 33 o 20 días de indemnización por año trabajado es inexistente en Finlandia, se sustituye por dos meses de aviso previo antes del fin de la relación contractual entre la empresa y su empleado.
La idea de partida no es facilitar el despido si no eliminar las trabas para la contratación haciendo que los empresarios no tengan que temer futuros gastos en indemnizaciones. Esta normativa es muy similar a la de otras naciones nórdicas, Dinamarca en concreto dispone del despido más barato para el empresario de toda Europa.

3) Razones estructurales:

Finlandia tiene nueve veces menos población que España, disfruta de ingentes recursos madereros, niquel y uranio, su economía arrastra únicamente un 7'3% de desempleo contra el 20'5% de España.
Por todo ello puede permitirse una política social mucho más ambiciosa.

4) Rechazo de la sociedad:

A pesar de las apariencias la renta per capita a paridad de precios en Finlandia es casi la misma que en España, 111 puntos contra 104, estableciendo como 100 la media de la Unión Europea. Si se tiene en consideración que la fiscalidad es más alta en el país nórdico los dos guarismos son de facto iguales.
El sistema sanitario finlandés cubre los gastos dentales pero introduce el copago, no es totalmente gratuito, el usuario debe sufragar un porcentaje en cada una de sus consultas médicas, pruebas o noches en el hospital hasta un máximo de 672'70 euros / año.
El sistema se ha diseñado para que no se haga un abuso de él, pero intentar introducir un modelo similar en España llevaría a una fuerte oposición social azuzada por cualquier partido que estuviese en la oposición. Se trata de un cambio inviable, blanco fácil de la demagogia. Dentro de un sistema aún inberbe, en pañales, frente a los de mayor tradición e impulso en los países norte europeos, donde no sucede lo que aquí: En España cualquier testimonio sobre marrullería, pillaje y picaresca es aplaudido e imitado, mientras que en otras latitudes es reprobado, denunciado y no menos importante castigado, tanto socialmente como de manera judicial.

Nuestra sociedad, al igual que la griega o la portuguesa, expuesta hasta hace poco a dictauras de tipo militar, eclesiástica y nobiliaria no ha conseguido todavía afianzar unas instituciones, recursos y mentalidad que castiguen estas actitudes y además se encuentra con un estado del bienestar poco arraigado y expuesto al yugo opresor y coarcitivo de los herederos de las clases privilegiadas durante los largos períodos de represión y dictadura. Como suelo decir siempre, la eterna transición defendida a capa y espada, y crucifijo, por los conservadores nos lleva a la involución. Mantenemos el mensaje de sin vencedores, ni vencidos, pero la realidad es que no sólo los muertos en las cunetas, los exiliados o represaliados no ven, y me temo que no verán, resarcidas y reparadas las deudas de justicia, moral y universal, que los traidores alzados comenzaron hace 70 años, sino que si se mantiene esa idea de no mirar hacia atrás y recuperar los valores, constitucionalidad y progreso de la II República será imposible que este país consiga consolidarse en el entorno en el que vivimos. Seguiremos siendo la sala de fiestas de Europa o en su defecto el asilo de ancianos, al que el "resto" de europeos vendrán a gastar los réditos de sistemas sociales mucho más ecuánimes, justos y evolucionados.

Luego tienen la hipocresía de llenarse la boca con el modelo "nórdico" de estado del bienestar y piden aplicar las recetas, eso sí las que les convienen a ellos, de tal o cual modelo escogidos a granel y sin contexto, pero siempre adecuadas para permitir mantener y aumentar las riquezas y los privilegios, en la lejanía robados y ahora mantenidos con vileza, avaricia y mentiras.

Por no hablar de lo imposible que resultaría en un país cuyo tejido industrial es básicamente formado por pymes ancladas en la inmovilidad y ajenas a la innovación mutar a un modelo de grandes empresas tanto manufactureras como de desarrollo I+D+i que si que tienen en la universidad un aliado tanto a la hora de la mano de obra como de la investigación.

En resumen que para lograr un estado del biniestar similar al de países nórdicos (donde todo es más caro pero en proporción cobran más) es necesario una serie de cambios sociales y económicos que la sociedad española del "pájaro en mano" y la "pillería" no verían con buenos ojos o incluso mirarían como evadirlos en caso de llegar a ser instaurados.

¡Así nos seguirá yendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario