miércoles, 9 de abril de 2008

Injusta Justicia

Que la justicia en el capitalismo es una mera retórica que disfraza los defectos y vicios de los poderosos eso estaba claro. Contra más poder tienes, menos tienes que perder, más fácil te es defenderte (muy caro, por cierto, en este sistema donde los abogados son carnívoros de la desgracia) y más exclusivo te sientes, por poder burlar a la dama ciega y a la miope opinión pública.

Los últimos acontecimientos sufridos en este país hace que la desconfianza en el sistema judicial se borre del subconsciente ciudadano. Mientras medio funcionarado judicial de este país se enfrasca en una huelga legítima pero fatalmente vendida (¡¡qué daño hubiera hecho esta huelga durante la legislatura ya montada, y no en estos momentos de amnesia colectiva post-electoral y pre-investidura!!), las noticias con actuaciones más que desafortunadas de la judicatura han asaltado los desayunos, comidas y cenas de todos los españoles.

Pero vayamos por partes. Primero fue la huelga, que ha tenido parado el funcionamiento de la Justicia en aquellas comunidades en las que no están transferidas las competencias. Por ejemplo, como siempre Castilla y León. Y lo que los huelguistas y sindicatos, legítimo y de "justicia" social. Porque en la España de las múltiples nacionalidades, resulta que funcionarios con mismas responsabilidades, categorías y curriculum cobraban entre 180 y 220 euros más dependiendo de la región en la que desarrollarán su actividad. Así es que tras muchas reuniones, boicots, protestas, 8000 acciones judiciales paradas, un ministro en entredicho y jugándose la cartera y expedientes apilándose por donde se puede se llego al acuerdo, satisfactorio para ambas partes, menos para el ciudadano, a quien nos asalta la duda, de que si la Justicia ya esta tremendamente parada, ¿cómo se asumirán todos estos trámites, y autos que se han aparcado junto al retrete?

Pero lo peor de todo son las noticias que últimamente han ido sangrando la actualidad siempre motivadas por negligencias, falta de rigor, dejadez e irresponsabilidad de las autoridades y el sistema judicial, que aunque se conocen de sobra, sólo en ocasiones son vociferadas. Casos como el del joven condenado a pagar en la cárcel por enarbolar una bandera republicana y que a dejado una de las declaraciones más acertadas de los últimos tiempos. O el sabido hoy, que a tenido durante un año a un hombre encarcelado por la continua negligencia y parsimonia de una jueza, aunque quien sabe si no hubiera seguido delinquiendo si hubiera estado en la calle. Violadores y asesinos que salen a la calle pasados menos años en la cárcel que los que sus víctimas tienen para recuperarse. Multitud de alcaldes, concejales y constructores también pueblan nuestras cárceles por gestiones horrendas que acaban con nuestro entorno por el beneficio económico de unos pocos. Se mezclan con multitud de inmigrantes, yonkis, ladrones de barras de pan, locos del asfalto, machistas y algún que otro etarra. Por no decir, los casos de aquellos "famosos" retratados en la Galeria de Vips del Jueves, que gracias a su acaudalada honradez consiguen que abogados de prestigio, renombre y retribuciones de 4 ceros les libren de dar con sus huesos en el talego, pese a ver atropellado mortalmente a un hombre y darse la fuga o ser un especulador y corrupto alcalde.

Y por último el de la niña Mari Luz, asesinada y vejada por un pederasta conocido en los juzgados de Sevilla y Huelva pero que sin embargo, nunca cumplió condena, gracias a la "generosidad" de la actuación de jueces y fiscales que no deberían volver a ejercer... Lo único ejemplar, la figura del padre de la niña muerta, a quien ofrezco mi pésame, pero también mi reconocimiento y halago por convertirse en una voz de la justicia y cordura en plena injusticia y locura vivida. Son hombres y mujeres como él los verdaderos jueces de la sociedad, porque mantienen la lucidez y la razón como fuentes de sosiego y acción.

Indudablemente la Justicia debería ser un tema fundamental en la nueva legislatura política. Necesita medios. Humanos, técnicos y de infraestructura. ¿Para ponerse al día que le harían falta? Dos, tres años sin añadir causas. La multitud de enjuiciamientos que hay, muchas veces por absurdos "non-sense" o por recursos, apelaciones y trámites que engordan la cartera de unos, a cambio de la poca paciencia que le quedan a los que la sufren, embarran la vida diaria de los juzgados que en ningún caso pueden desenvolverse con soltura. Importante también es sacar de los juzgados a aquellos "profesionales" cargados de pre-juicios y que atentan contra lo que todos los españoles eligen democráticamente, ya sea la Constitución o las nuevas leyes de carácter social para todos, y que son antepuestas por los valores de la Iglesia retrógrada. Esto sería lo prioritario, pero por desgracia, también es urgente una revisión del código penal, siguiendo las directrices marcadas para la seguridad vial. Penas más largas y pérdidas de algunos "privilegios" que algunos tienen en las cárceles en aras de aumentar las posibilidades de reinsercción. Y no menos urgente, es finalizar el desbloqueo de las altas esferas de la Justicia (Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial), que se mueven entre las mayorías y minorías, los liberales y los conservadores... la lucha bipartidista ante la cegada mirada de la dama de la balanza y la espada, en aras de unos pocos votos, la defensa del pasado y competencias o papeles que en nada favorecen la vida y obra de la gente de la calle.

¿Cuánto puede costar sanear la justicia? ¿Cuántas plazas por función pública harían falta? ¿El ciudadano español esta concienciado y preocupado por ello? ¡¡Qué bien me vienen esos 400 euros y no los voy a regalar... pero qué buenos serían los míos y los de toda la población para la educación, la sanidad y la justicia pública y para todos!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario