lunes, 5 de octubre de 2009

Contigo

Imagino despertar cada día como hoy; Lo justo para acabar con la tarea del despertador antes de su injusta intromisión definitiva para los sueños. Para abrazarte y continuar consciente el sueño de tenerte; construir como esta mañana, el abrazo más intenso jamás hecho. Récord que durará un día hasta el volver a despertarnos... Desayunarte a besos, sentir tu perezosa mirada abrirse buscando lo que sientes, y yo sentir tu sonrisa clavarse en mi alma. Días así en los que me tengo que despedir al instante, pero te espeto un hasta luego; y te recojo hasta el anochecer y el tirar la manta para cubrirte y decirnos susurrando hasta mañana.

Hacer de cada momento especial y sentir tus palabras, las mías, nuestras miradas. Besarte es el mayor placer que puede haber en el mundo y mi anhelo es hacerlo eternamente. Imaginar contigo de protagonista lo que tantas veces había soñado y deseado que fuera mi vida, no es un ejercicio de utopía, ni saltar un barranco. La confianza y el amor que tenemos me sostiene, me da fuerzas, ansias por amarte, por ser amado. Eres mi espejo, porque sentimos igual y deseamos estar para siempre juntos. Y ahora, el estar así estos días amándonos, continuando el sueño que empezamos hace dos meses en persona, pero quizás hace muchos más en espíritu es la mayor alegría, un regalo que me has hecho, y me hace porque un amor como el nuestro es casi inmortal. Mis sentidos te han buscado insistentemente desde que te probé. Mi mente y mi corazón lo llevan haciendo toda la vida, porque ahora que ya estaba casi convencido en que no existías, has aparecido. Me has cegado, hechizado y enamorado. Y no voy a renunciar a ello, como sé muy bien, que tú tampoco lo harás.

Intentar dar respuestas a todas esas preguntas que surgen y me fascinan es imposible. No sé por qué, pero los dos estamos igual, y vivo sorprendido por querer tanto a alguien, por tener esta capacidad, no ya intacta, sino sin estrenar. No tengo la sensación de caminar por un fino alambre. Vivo en la ilusión, cierto, pero también en la realidad, sobretodo, y en un futuro mucho más real que hipotético, queriendo por igual vivir mis sueños, todavía vigentes, y también por ser partícipe y en la medida de lo posible causa en los tuyos. Pero el más grande y el más bello es ese que compartimos; estar juntos, tu y yo, el uno con la otra y viceversa, siendo la pareja que va a escribir su historia de AMOR.

Tengo ganas de volver a estudiar, de conocer muchos más sitios, de viajar, de hacer cosas realmente útiles con mi vida, de ser participe y actor cambiante de una sociedad que se desmorona y que yo quiero no sé ya si sostener en su caída o revolucionar y cambiar a un mundo mejor. Pero si había habido un horizonte que me invitaba a soñar, era en ser feliz con alguien especial, y ese alguien eres tú. Mi búsqueda ha acabado y sé que la tuya también. Ahora queda luchar para construir nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario