domingo, 15 de julio de 2007

A un paso de una nueva vida

22:17 de la noche del domingo 15 de julio de 2007. Ya tengo la maleta preparada. A parte de ropa, utensilios de aseo, una pequeña radio y literatura variada, la cargo con sueños. Esperanzas son las que llenan mi equipaje, pero también cierto sentimiento de intranquilidad, desasosiego y lástima por tener que abandonar mi Salamanca natal, por el simple hecho de trabajar. Los gobiernos de toda índole y tendencia deberían tratar de asegurar la riqueza, la vivienda, el empleo y la realización de todos los habitantes que tienen a cargo (y que en teoría les eligen) para evitar casos como el mio, que no es aislado y por el que, me temo, tendrán que pasar el 80% de la población joven de Castilla y León.

Quiero ver como me desenvuelvo en terreno nuevo, en vida nueva y en circunstancias nunca antes vividas. Ojalá todo vaya como uno sueña y no los problemas que surjan (que surgirán) sean resueltos con velocidad y sin coste alguno. A la vez continuaré buscando la forma de retornar a Salamanca en un empleo digno y de lo que me gusta, ante el que su carencia me ha hecho salir fuera de ella. Y es que este empleo y esta experiencia pocos rendimientos económicos me van a dar, aunque si que me pueden facilitar la salida a la vuelta a la "provincia"

Sin más ánimos me despido de un modo de vida, procuraré cerrar los ojos para que cuando los abra, haya entrado ya en un modo de vida distinto, más ajetreado y estresante, con cierto grado de estímulo y con pasión y determinación

No hay comentarios:

Publicar un comentario